Los ingresos turísticos rozarán este año los dos billones de pesetas

Los datos que ya tiene en su poder el Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones permiten predecir que, al finalizar 1987, habrán visitado España 50.700.000 personas. De ellas, 33 millones serán turistas, gentes que habrán permanecido más de 24 horas en territorio español.Esas cifras, que indican un aumento del 7% en el número de visitantes y del 10% en el de turistas, establecen un nuevo récord. El crecimiento turístico del actual ejercicio es el mayor registrado por España desde 1982, año en que se celebró el Mundial de fútbol.

Abel Caballero, ministro de Transporte y Turismo, presentó ayer los resultados turísticos de los nueve primeros meses del año y dio a conocer las prediciones de su departamento para todo el ejercicio actual.

Tras explicar que España está a punto de convertirse en el primer destino turístico mundial, afirmó que los ingresos por turismo están a punto de traspasar la mítica cifra de los dos billones de pesetas. En 1987, los ingresos se situarán en tomo a los 15.500 millones de dólares y 1,928 billones de pesetas.

El pasado año los ingresos turísticos se elevaron a 12.000 millones de pesetas, por lo que este año el crecimiento estará en torno al 28%. En términos reales, dijo Abel Caballero, España ingresará este año 3.400 millones de dólares más que en 1987. Y el gasto medio realizado por los visitantes ha aumentado 2.170 pesetas. Así, los turistas que visitan España gastan una media de 58.949 pesetas y su estancia en la península o en las islas suele durar unas once noches.

Sin límite

Para el ministro, el crecimiento turístico español "no tiene límite", aunque la política actual. de su departamento, añade, es promocionar "el turismo de calidad".

La Administración española quiere, sobre todo, potenciar la entrada de turistas de Estados Unidos, Canadá y Japón, los de mayor poder adquisitivo. Precisamente, durante el período de enero a octubre de 1987 entraron en España 723.974 visitantes, lo que indica un aumento del 9,9% en relación a los mismos meses del año anterior. La entrada de visitantes japoneses se incrementó en un 7%.

En esos primeros nueve meses del año, llegaron a España un total de 44.738.802 visitantes. Y, en general, aumentaron las entradas de los visitantes de todos los países europeos. Las llegadas de británicos crecieron un 18,5%, las de alemanes en un 10,3% y las de franceses sin embargo, sólo lo hicieron en un 2,5%.

Como consecuencia de esa tónica de crecimiento, los ingresos turísticos se incrementaron un 29,3% con respecto al mismo período del ejercicio anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50