Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

'OCAÑA' Un retrato muy 'salao'

Ocaña, retrat intermitent, película realizada por Ventura Pons en 1978, es un excelente documento sobre una persona, una condición y un ambiente social. La persona -o el personaje- es el andaluz -lamentablemente fallecido ya- José Pérez Ocaña, pintor naïf. La condición, la de homosexual, cuyas secuelas son las de la incomprensión, la injusticia social y la marginación, y cuya única arma para combatirlas parece ser el arte, tan magníficamente llevado por nuestro hombre, de la provocación. Y el ambiente, el de la Barcelona baja, las Ramblas y la plaza Real, su geografía humana y popular, su pintoresquismo.Ventura Pons sabe hermanar espléndidamente los tres focos de atención, mezclándolos y dando una sola imagen, nítida, inteligente, divertida a ratos y patética a otros. Tampoco idealiza la figura del protagonista; él es, acaso, el propio Ocaña, quien puede llegar a constituirse en héroe de su tiempo y su causa, a través de una entrevista larga donde el pintor, sin olvidar nunca su, por decirlo así, teatralidad, pasa revista a su infancia en Santillana, a su llegada a Cataluña, sus inicios en el campo de la pintura y sus obsesiones, sus saetas, sus imágenes religiosas, etcétera. En suma, un insólito y esperpéntico testimonio de un personaje singular y la realidad que lo rodea.

Ocaña, retrato intermitente se emite a las 0.55 por TVE-1.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS