Charles Dutoit: "Grabar en sonido digital es ponerse a la altura de nuestro tiempo"

El director inició en Barcelona, con la Orquesta de Montreal, una gira europea

La Orquesta Sinfónica de Montreal (OSM), una agrupación de prestigio en América del Norte y la más importante de Canadá, y su director titular, Charles Dutoit, iniciaron el lunes en Barcelona una gira europea por 15 ciudades. El miércoles y el jueves actúan en el teatro Real de Madrid abriendo el ciclo Grandes Orquestas del Mundo, de Ibermósica, cuyo primer concierto lo transmitirá en directo Radio 2.

Dutoit ha sido calificado como el primer director estrella de la era digital, ya que desde 1980 sus casi 30 grabaciones con la Orquesta Sinfónica de Montreal están realizadas con esa técnica, hecho que él considera obvio: "Se trata de ponerse a la altura de nuestro tiempo".Quizá el reconocimiento actual de Dutoit no estaría tan consolidado de no ser porque el grupo que dirige tiene una prestigiosa tradición. Fundado en 1934, ha contado con directores como Wilfrid Pelletier, Igor Markevitch, Zubin Mehta, Franz-Paul Decker, Rafael Frübeck de Burgos y Charles Dutoit desde 1977.

Es a partir de 1980 cuando las grabaciones de la orquesta se registran con técnica digital. "Es que no se puede elegir", dice Dutoit. "No podemos dar la espalda al impulso tecnológico, sino convivir con él y utilizarlo al máximo. Es fascinante. He ido hace poco en Tokio a muestras de nueva tecnología, y por ejemplo la televisión de alta definición, de 1.200 líneas, es como el cine. Ahora mismo, en el mundo del disco, hay una máquina, DAT, que te permite reproducir la calidad de un compact-disc en una casete. Tengo un DAT, uno de los primeros, y es del tamaño de un dictáfono que puede contener dos horas de música y copiar cualquier cosa con la calidad de las grabaciones digitales. Imagínese que esto se pueda utilizar en la televisión de alta definición".

Dutoit, que nació en Lausanne (Suiza), en 1936, se ha convertido en uno de los personajes públicos más conocidos en Montreal. Sus grabaciones han obtenido premios internacionales, entre ellos uno de los más prestigiosos, el de Montreux, y todo esto ha convertido a la orquesta en una seña de identidad de la ciudad.

Grabaciones

Entre las grabaciones de la OSM destacan obras de Ravel, Berlioz, Stravinski y Chaikovski. También trabajos de Falla (El sombrero de tres picos y El amor brujo), Rodrigo (Concierto de Aranjuez y Fantasía para un gentilhombre), y otros con resonancias ibéricas: de Ravel, Rapsodie espagnole o Alborada del gracioso; de Rimski-Korsakov, Capriccio espagnol; de Lalo, Symhonie espagnole, o de Bizet, las suites números 1 y 2 de la ópera Carmen."Siempre he tenido interés por la música española, y sobre todo por Manuel de Falla, que creo ha sido uno de los más grandes compositores de este siglo", dice Dutoit. "Desafortunadamente, no escribió demasiado, y destruyó muchas cosas. Pero es increíble la belleza de su música, no sólo El sombrero de tres picos, que no es la mejor, sino sobre todo El retablo de maese Pedro, el Concierto para clavicémbalo, o algunas de sus obras para piano. Su música ha influido en la música española y en la francesa, de Chabrier a la música más importante de Debussy, que está relacionada con España, como también la de Ravel".

Charles Dutoit no cree que el público de la música clásica sea ahora más limitado de lo que lo fue en el pasado. Para él, lo que está claro es que la música popular de hoy en día es el rock.

"Ahora triunfan las nuevas fórmulas del pop como antes triunfó Elvis o Los Beatles. Pero pasaba lo mismo en los tiempos de Mozart, él escribía en el fondo para una sociedad cerrada, y la música popular era la que bailaba y cantaba la gente de la calle. El fenómeno no me preocupa, me preocupa más la calidad de la educación musical, que está decreciendo en el mundo" añade Dutoit.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de noviembre de 1987.