Robert Solow, del MIT, premio Nobel de Economía

Robert M. Solow, norteamericano de 63 años que trabaja en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Cambridge, fue distinguido ayer por la Real Academia sueca de Ciencias con el Premio Nobel de Economía 1987 "por sus aportes en el campo de la teoría sobre el crecimiento económico". El estudio de los factores que hacen posible el crecimiento de la producción y el aumento del bienestar ha sido desde hace mucho tiempo un problema primordial de la investigación económica. El economista es miembro del consejo de asesores económicos del presidente de Estados Unidos.

Más información

Los aspectos fundamentales del pensamiento de Solow fueron expuestos en un artículo titulado A contribution to the theory of economic growth, publicado en 1956. En él, el economista norteamericano desarrolla un modelo matemático, bajo la forma de una ecuación diferencial, que muestra cómo el incremento del stock de capitales engendra un aumento de la producción per cápita.Solow parte del principio de que una sociedad ahorra una cierta parte constante de sus ingresos, que la población y la mano de obra crecen a un ritmo constante y que la intensidad del capital, es decir, el capital por persona ocupada, puede variar y puede ser determinado por los precios de los factores de producción. Como consecuencia de una baja de los rendimientos, se comprueba que los complementos sucesivos de capitales dan una cada vez más débil contribución a la producción. Esto significa que a largo plazo la economía tenderá hacia un estado en el que el crecimiento de capitales, de la mano de obra y de la producción total, suponiendo que no existan progresos tecnológicos, permanece estática en la que la producción per cápita y el salario real dejan de aumentar. En tal situación, un aumento de la parte de ingresos ahorrados no puede conducir a un aumento permanente de la tasa de crecimiento.

Por el contrario, una economía cuya parte del ahorro es más grande, puede naturalmente dar una producción más alta per cápita, y en consecuencia, salarios reales superiores. En ausencia de progresos técnicos la tasa de crecimiento quedará igual cualquiera que sea la parte del ahorro y será igual al crecimiento de la oferta de mano de obra. El progreso técnico será entonces el factor fundamental de crecimiento económico.

Análisis keynesiano

En el modelo de Solow, suponiendo innovaciones técnicas continuadas, el crecimiento del salario real estará enteramente determinado por aquella. Solow mostró que si las empresas efectúan previsiones perfectas y si el mercado de capital y de mano de obra funciona, aquellas dejarán hacer inversiones tales que el conjunto de sus planes corresponderá al ahorro dado. Ello implica que para este problema Solow no toma en cuenta las condiciones sobre las cuales está basado, por ejemplo, el análisis keynesiano de la desocupación. Sin embargo, esto es aplicable a inestabilidades en corto término, mientras que en su artículo Solow propone hacer un análisis de la evolución a largo término. El modelo teórico construido por Solow ha tenido un enorme impacto sobre el análisis económico. Si al comienzo había sido solamente un instrumento de análisis del proceso de crecimiento, más tarde se generalizó en diversas direcciones. En esa ampliación del modelo han sido introducidos varios tipos de factores de producción y se ha reformulado para poder contener elementos fortuitos.El modelo ha sido el fundamento de conexiones dinámicas en ciertos modelos llamados numéricos con el análisis general de equilibrios. Sin embargo, el modelo de crecimiento de Solow constituye, ante todo, un cuadro en el que puede ser organizada la teoría macroeconómica moderna.

La estimación empírica de la contribución de diferentes factores en el producto nacional bruto está basado en los trabajos de numerosos economistas. La teoría de Solow fue expuesta en parte en un artículo de 1957 sobre cambios técnicos en función de la producción agregada y en otra en un trabajo de 1960 sobre inversiones y proyectos técnicos, en los que están contenidos los fundamentos de lo que más tarde devino en el crecimiento económico. A partir de sus análisis, se pudo evaluar la función de la producción y establecer la relación matemática entre ésta, por un lado, y los factores de producción, por otro.

El profesor Robert Solow nació el 23 de agosto de 1924 en Nueva York y cursó estudios en su país ingresando más tarde en la universidad de Harvard.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de octubre de 1987.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50