Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tíbet, cerrado virtualmente a los extranjeros

El Gobierno chino decidió ayer que "por el momento" se cierra la región autónoma de Tíbet a todos los turistas o visitantes extranjeros, "salvo aquellos que estén provistos de una autorización y a los grupos de turistas cuyo contrato esté ya firmado".La decisión de Pekín está motivada por los recientes disturbios independentistas que han sacudido la capital tibetana, Lhasa, en los que, según la versión oficial, murieron seis personas y más de 100 resultaron heridas. Tanto el Gobierno autónomo como el central acusaron a turistas extranjeros que en ese momento se encontraban en Lhasa de avivar el sentimiento antichino e incitar a los tibetanos a la revuelta.

Yu Wuzhen, jefe del Departamento de Exteriores del Gobierno regional, invitó ayer a los extranjeros que siguen en Lhasa a que abandonen Tíbet debido a la "especial situación" que atraviesa la zona, e indicó que posteriormente serán bienvenidos". aunque no precisó cuándo,

La Prensa oficial anunció ayer que se celebrará un pleno del Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh) el día 20 para analizar especialmente la situación de Tíbet. El día 25 comienza el XIII Congreso del PCCh, y los analistas consideran que la vieja guardia, siempre reticente a abandonar el mando, puede utilizar los acontecimientos de Lhasa como excusa para frenar el proceso aperturista del máximo dirigente de China, Deng Xia,oping.

Deng, durante un encuentro con su colega húngaro, Janos Kadar, celebrado el martes, volvió a acusar a los izquierdistas de sumir a China en la pobreza, y aseguró que el congreso del PCCh dará un nuevo impulso a la política de apertura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 1987