Polonia y EE UU franquean los últimos obstáculos para normalizar sus relaciones

Agencias
Washington / Varsovia - 24 sep 1987 - 22:00 UTC

Polonia y Estados Unidos franquean en estos días los últimos obstáculos para la completa reanudación de sus relaciones diplomáticas, rotas por Washington en diciembre de 1981, cuando se implantó la ley marcial en el país socialista, para reprimir las actividades del sindicato independiente Solidaridad. Los ministros de Exteriores de ambos países se reunieron el miércoles en Nueva York y anunciaron un próximo intercambio de embajadores. La próxima semana, en lo que constituye otro signo claro de normalización, se inicia la visita a Varsovia del vicepresidente norteamericano, George Bush.

El miércoles por la noche, en una entrevista mantenida en Nueva York al margen de los trabajos de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el secretario de Estado norteamericano, George Shultz, y el ministro polaco de Asuntos Exteriores, Marian Orzechowski, se pusieron de acuerdo en constatar los "importantes progresos" realizados en las relaciones bilaterales, según Fuentes oficiales de EE UU.Un poco antes de la reunión, la de más alto nivel desde hace seis años, el Departamento de Estado había anunciado que los dos países intercambiarían próximamente embajadores. Estados Unidos retiró a su representante hace cuatro años y Polonia no sustituyó al suyo, que dimitió al implantarse la ley marcial.

Charles Redman, portavoz del Departamento de Estado, aseguró que el encuentro constituye una "etapa importante" en el proceso de "normalización por etapas" emprendido en noviembre de 1986, si bien "todavía quedan problemas". Washington levantó el pasado mes de febrero las últimas sanciones impuestas a Varsovia. Redman dijo que Shultz y Orzechowski trataron también de los próximos pasos a dar, pero no especificó cuáles serían éstos.

Davis y Kinast

Un funcionario norteamericano que pidió que no se facilitase su nombre aseguró ayer que el embajador de Estados Unidos en Varsovia será John Davis, un funcionario de carrera que ya estuvo al frente de la misión diplomática en Varsovia. Por su parte, Polonia enviará a Washington, siempre según la fuente antes citada, a Jan Kinast, actualmente viceministro de Asuntos Exteriores.En su visita a Varsovia se espera que Bush trate la próxima semana tanto del inminente intercambio de embajadores como de los problemas económicos del país europeo. Antes de llegar a Polonia, el vicepresidente norteamericano viajará a Roma y, tras su etapa de Varsovia, visitará Bonn, París, Londres y Bruselas.

Un curioso incidente que se produjo en 1977, con ocasión de una visita a Polonia del entonces presidente norteamericano, Jimmy Carter, hará que en esta ocasión se preste un interés especial al intérprete con el que contará Bush.

En aquella ocasión, el intérprete de Carter, Steven Seymour, dio por equivocación un significado sexual a una inocente observación del presidente. El error costó el puesto a quien lo cometió y obligó a Washington a presentar excusas al Gobierno de Varsovia.

El recuerdo del incidente ha hecho que se ponga especial cuidado en la persona elegida para esta ocasión, que será Wiktor Litwinski, ex profesor de la universidad de la capital polaca. "Traducir es un arte", ha dicho un portavoz de la Embajada norteamericana en Varsovia, "pero si alguien puede hacer un buen trabajo, ése es Wiktor".

Litwinski, aparte de por sus dotes de traductor, es muy conocido por sus juegos de manos con plátanos y naranjas, y por sus proezas atléticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de septiembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50