Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación se dispara en Estados Unidos mientras que el déficit presupuestario sigue con su ritmo de crecimiento

El índice de precios al consumo de Estados Unidos aumentó un 0,5% durante el pasado mes de agosto, frente a un alza del 0,2% en julio, según anunció ayer el Departamento de Trabajo. Los precios más altos de la energía y la construcción fueron los responsables de más de dos terceras partes del resultado de agosto, que superó las expectativas de los economistas, que oscilaban en torno al 0,2%. En los ocho primeros meses del año, la inflación se ha situado ya en el 5,1% en tasa anual y los expertos gubernamentales consideran que puede llegar al 5,8% al finalizar 1987.El ex presidente de la Reserva Federal, Paul Volcker, afirmó tras conocer estos resultados, que la inflación norteamericana había alcanzado un punto crítico, a partir del cual debía empezar a estabilizarse. Aunque agregó que "la desconfianza de los mercados financieros ante las expectativas de una mayor tasa de inflación, siempre es una buena cosa", informa Shearson Lehman/American Express.

Por otra parte, el déficit presupuestario de Estados Unidos fue de 21.730 millones de dólares en agosto, según hizo público ayer el Departamento de Comercio. Con esta cifra, el déficit acumulado en los 11 últimos meses se sitúa en 163.270 millones de dólares. A pesar de que los especialistas consideran que se ha registrado cierta mejora, Paul Volcker señalaba ayer que su reducción "sería la mejor solución para evitar cualquier crisis financiera o monetaria", y "parte integrante de cualquier política económica para la segunda mitad de la década de los ochenta".

El dólar, por su lado, siguió firme, aunque cerró por debajo de sus máximos del día a causa de los datos económicos citados anteriormente, que detuvieron la cobertura de cortos iniciada ayer ante la reunión del grupo de los diez este fin de semana en Washington. En esta cita, según el ministro alemán de Finanzas se renovará el acuerdo del Louvre sobre estabilización monetaria. En Madrid, la peseta se depreció ayer frente a la divisa norteamericana, al fijar el Banco de España un cambio medio de 122,154, frente a 121,501 de la jornada anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de septiembre de 1987