Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Venables será destituido hoy de su cargo

La junta directiva del Barcelona tomará hoy la decisión de destituir de su cargo al técnico Terry Venables, aunque previamente la comisión deportiva escuchará las argumentaciones del entrenador inglés sobre la situación del equipo. Venables regresó a últimas horas de la noche de ayer de Londres, desconociendo los planes de la directiva barcelonista, aunque intuyéndolos. El Barca ya está buscando desde ayer un sustituto para Venables que sólo firmaría un contrato por lo que resta de temporada. Si las gestiones no fructifican en el plazo de 24 horas, José Luis Romero dirigiría al equipo, provisionalmente, en San Mamés. Luis Aragonés y el francés Michel Hidalgo figuran como máximos candidatos al cargo.

La junta directiva del Barcelona, además de frenar la dimisión de su presidente Josep Lluís Núñez, tomó una decisión unánime para intentar salvar la crisis: destituir de su cargo al técnico Terry Venables. Si Joan Gaspart, vicepresidente azulgrana y portavoz de la directiva, no lo anunció oficialmente que porque en la noche del lunes el entrenador inglés se encontraba en Londres, por asuntos particulares. No obstante, Gaspart anunció una reunión con Venables, que ayer no se produjo porque regresó a últimas horas de la noche y, consecuentemente, también se suspendió una nueva convocatoria de la junta directiva que, en un acto protocolario, debía dar el visto bueno al cambio de técnico. En realidad, la destitución de Venables se ha pospuesto 24 horas.Núñez ya anunció ayer por la mañana el cese de Venables, aunque de una forma velada, al afirmar que "hoy [por ayer] es el entrenador, pero mañana no lo sé". Asimismo, el presidente azulgrana matizó que sus declaraciones en apoyo de Venables -"antes me tendrán que echar a mí"- se habían producido "en unas circunstancias especiales".

Una actitud extraña

Posteriormente, fuentes próximas al presidente azulgrana confirmaron a este diario que la destitución del técnico "es un hecho". Esas mismas fuentes mostraron su indignación por la actitud de Venables, que "retrasa casi 24 horas su regreso de Londres y encima concede fiesta a los jugadores el miércoles". "Lo que quiere ese señor", añadieron, "es crearnos un problema tremendo en vísperas del partido frente al Athlétic de Bilbao, en San Mamés, donde nos jugamos mucho".Núñez ha tomado la decisión de destituir a Venables después de comprobar la unanimidad existente en su junta directiva, para quien el técnico inglés "ha agotado ya todos sus recursos". El mismo Gaspart dejó entrever el lunes por la noche que "cada vez que hemos hablado con él aporta ideas diferentes". Al margen de la opinión de los directivos, también ha influido el hecho de que los jugadores hayan perdido la confianza en Venables y "lo que es más grave", según un directivo consultado, "también el respeto". Núñez, por otra parte, no olvida el fracaso del fichaje de Mark Hughes, directamente recomendado por Venables.

Venables se entrevistará hoy con Núñez, Gaspart y Casaus y en la reunión se le comunicarán los motivos de su cese y, al mismo tiempo, se negociará la rescisión de su contrato, que es superior a los 60 millones de pesetas. El técnico inglés regresó ayer convencido de que seguirá sentándose en el banquillo, pero también preparado para cualquier tipo de sorpresa.

La directiva azulgrana gestiona, desde el pasado lunes, la contratación de un nuevo técnico que "debe ser para un plazo corto de tiempo", según fuentes consultadas por este diario. Núñez tiene la intención de situar al frente del Barça a un hombre puente que finalice la temporada para fichar, posteriormente, a Javier Clemente, actual entrenador del Español.

Luis e Hidalgo

Ese hombre puente todavía no estaba concretado ayer de forma definitiva. En principio, Luis Aragonés y el francés Michel Hidalgo, actual manager del Marsella, eran los candidatos con más peso específico. El club ha entablado negociaciones con ambos y la opción de Luis puede ser una realidad porque, según fuentes de la directiva azulgrana, "aceptaría ser entrenador hasta final de temporada".Quien sí parece totalmente descartado es Allan Harris, ayudante de Venables, que también será relevado de su cargo. La directiva del Barça considera que Harris es copartícipe de los fracasos del equipo, ya que es él quien prepara físicamente a la plantilla.

Por lo que respecta a Udo Lattek, el técnico alemán se encontraba ayer en Barcelona, pero "por motivos estrictamente de descanso". Lattek, en conversación con un redactor de EL PAIS que se desplazó a su residencia de Sant Vigens de Montal, desmintió su fichaje por el Barcelona: "Estoy aquí de vacaciones y no he hablado con nadie del club. Me voy mañana [por hoy] y no quiero hacer ningún tipo de declaración sobre la situación del Barcelona".

Si las gestiones para la contratación de un nuevo técnico no fructifican en 24 horas, provisionalmente se hará cargo del equipo José Luis Romero, coordinador técnico de la sección de fútbol. Romero dirigirá, casi con toda seguridad, al Barcelona el próximo sábado, en San Mamés, frente al Athlétic de Bilbao. Romero ya realizó funciones parecidas cuando fue cesado Lattek, y posteriormente fue sustituido por el argentino César Luis Menotti.

No se descarta tampoco que Romero pueda estar al frente de la primera plantilla hasta el final de la presente temporada. Romero tiene una cláusula en su contrato que le obliga a ejercer las funciones de primer entrenador si las circunstancias lo requieren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1987

Más información

  • Romero dirigirá provisionalmente al Barça en San Mamés