Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Julio A. Máñez y José Cano Peral

Dos españoles, seleccionados para aprender técnica cinematográfica con Frank Daniel

El Flemish European Media Institute (FEMI), con sede en Bruselas, ha seleccionado este año por primera vez a dos españoles, los valencianos Julio A. Máñez y José Cano, para el curso que desde hace dos años imparte el prestigioso guionista Frank Daniel, un especialista norteamericano que ha trabajado para directores como Billy Wilder, Milos Forman y David Linch. En el curso, para el que se presentaron más de 100 solicitudes, estudian la técnica de guión cinematográfico 10 europeos.

Julio Máñez, de 37 años de edad, periodista y escritor, prepara actualmente una edición de los ensayos completos de Juan Benet. José Cano, licenciado en medicina, ha sido becario, entre 1981 y 1985, de la Escuela de Cine y Televisión de Múnich y ha realizado un mediometraje sobre el cineasta Luis García Berlanga. "Nosotros presentamos un proyecto de guión titulado Rewind", explican, "y fuimos seleccionados por el FEMI para participar en el curso, que se desarrolla en tres fases, durante el pasado mes de agosto y en diciembre y mayo próximos".El FEMI, que se presenta oficialmente en España en el marco del Festival de San Sebastián, pretende impulsar en Europa con esta iniciativa la creación de buenas historias para el cine. Este organismo financia el desplazamiento de los participantes. Máñez y Cano han contado para cubrir otro tipo de gastos con una bolsa de ayuda de la Consejería de Cultura, Educación y Ciencia de la Generalitat valenciana.

Frank Daniel, el director del curso, del que los dos valencianos participantes afirman que en un mes con él aprendes más que en cinco años", de origen checoslovaco, ha sido director del American Film Institute y es uno de esos profesionales de la industria americana con una gran experiencia y un perfecto dominio del oficio de escritor cinematográfico.

"Es un maestro", dice Máñez, "con una capacidad de análisis extraordinaria". El esquema del curso consiste en la redacción del guión que cada participante ha propuesto bajo la supervisión y los consejos de Frank Daniel. "Se trata", resumen Máñez y Cano, "de aprender a contar bien la historia que quieres contar".

Los efectos del curso superan, sin embargo, el aspecto puramente material de la técnica del guión. "Contactamos con casi toda la gente que está en el cine europeo", explican Máñez y Cano con un entusiasmo evidente. "Se consigue romper el aislamiento e intercambiar puntos de vista con gente que ha realizado películas". La mayoría de los textos que surgen de la experiencia del FEMI encuentran facilidades para su realización. "En el cine español y europeo se ven muchos fallos que, si estuviesen bien trabajados los guiones, no se producirían", afirma Máñez. "No podemos asegurar que nuestro guión sea bueno", prosigue, "pero sí que estará bien hecho". Cano, por otra parte, tiene la intención de dirigir el rodaje de la película, si todo sale bien, el próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de septiembre de 1987