Fuerte polémica en el Gobierno vasco por la detención de un 'ertzaina'

La tradicional polémica entre Madrid y Vitoria por cuestiones policiales, avivada la pasada semana con la detención de un ertzaina acusado de presunta vinculación con ETA, provocó ayer el primer enfrentamiento público entre los dos hombres fuertes del Gobierno vasco de coalición, el lehendakari nacionalista, José Antonio Ardanza, y el vicepresidente socialista, Ramón Jáuregui.

La polémica se inició cuando el pasado Jueves, las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) detuvieron en Bermeo (Vizcaya) al policía autónomo Pedro Gamecho Léniz. El consejero de Interior del Ejecutivo de Vitoria, Luis María Retolaza (PNV), criticó que no se hubiera informado del hecho a las autoridades vascas hasta poco antes de producirse y señaló que la detención perseguía deteriorar la imagen del cuerpo autónomo. El vicesecretario general de los socialistas vascos, Juan Manuel Eguiagarai, consideró desafortunadas tales afirmaciones.Ayer, en la habitual conferencia de prensa de los miércoles, el portavoz del Gobierno, el nacionalista Joseba Arregui, censuró la falta de información sobre la detención y el método y el procedimiento utilizado, indicando que debía haber sido la propia Ertzaintza quien llevara a cabo el apresamiento.

Poco después, la vicepresidencia del Gobierno emitía un comunicado en el que se precisaba que el portavoz no había expresado correctamente los puntos de visita socialistas. "Los representantes socialistas hemos comprendido algunas de las razones que fundamentaban la preocupación y el descontento del consejero de Interior, pero eso no autoriza al portavoz a suscribir nuestro nombre ni el tono ni el alcance de la manifestaciones hechas en su día por el consejero", subrayaba. Los socialistas estimaban que "no corresponde tampoco a nuestro de vista un planteamiento victimista y de crítica unilateral al Gobierno central en este asunto" y abogaban por la necesidad de "revisar nuestros comportamientos, además de los ajenos, en esta materia y encontrar un marco de relaciones estables, fluido y leal con el Gobierno central en la lucha antiterrorista".

Presidencia del Gobierno replicó con otro comunicado público, en el que lamenta y rechaza las opiniones socialistas, que "no respetando las competencias y tareas asignadas a los distintos departamentos del Gobierno, generan confusión en la opinión pública". El lehendakari recordaba además que Arregui es la única voz autorizada para emitir información sobre el Gabinete.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS