Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Descubridores

Diversos medios de comunicación han difundido, días atrás (véase EL PAÍS del 19 de agosto), unas declaraciones de Mano Benedetti en las que llama "parafernalia" a los preparativos del V Centenario del Descubrimiento y promete su ausencia de los mismos. También prefiere denominar "encuentro de dos culturas" al acontecimiento de origen. No veo en esto último contradicción alguna. con el hecho descubridor, que, de todos modos, se produjo para los europeos; pero también para las poblaciones autóctonas del otro lado, que tampoco pudieron evitar descubrirnos en el mismo acto.Me preocupan más, sin embargo, las otras dos manifestaciones. Desde mi veterana afición por la literatura del uruguayo, siento ver cómo un escritor honesto y comprometido puede sucumbir también a cierta retórica izquierdista que en nada beneficia, por negativa, al proceso de clarificación histórica que se está intentando llevar a cabo, precisamente aprovechando el tirón del V Centenario. Y no por el morbo de ahondar en el pasado de unas relaciones más que turbulentas, y mucho menos en el sacrosanto complejo de inferioridad latinoamericano, sino por ver qué podemos aportar, afirmando lo que realmente somos, a las causas de la paz y del progreso, entre otras cosas que tanto preocupan a Benedetti.

Me atrevo a reclamar para esa tarea el concepto de nueva hispanidad, que extraigo de unas recientes formulaciones de Jean François Revel (hispanista no precisamente hispano), en torno a lo que él llama "la nueva fuerza de la hispanidad"; ni más ni menos que el afianzamiento pacífico de las democracias pluralistas en la comunidad iberoamericana, con todo lo que eso significa. Sin duda, la única revolución posible, expresión tan cara al uruguayo.

Pues bien, para poner todo eso en una nueva plataforma es para lo que se trabaja en la preparación del 92, incluida la Exposición Universal de Sevilla, a la que por lo menos resulta prematuro calificar de parafernalia, cuando precisamente ahora, tras la definición urbanística y los primeros bocetos, se trata de llenar de contenido, de esos contenidos a los que me he referido, entre otros. Claro, que no faltarán quienes pretendan escorar el V Centenario a la derecha, a la vieja retórica del paternalismo colonizador. Para evitarlo no han de sobrar colaboraciones que vayan en sentido contrario. Incluso la de Mario Benedetti.-

Asesor ejecutivo para las actividades relativas a la Expo 92. Junta de Andalucía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción