Los cadáveres

de dos jóvenes de 22 y 27 años aparecieron ayer en sus respectivas casas con indicios de que su fallecimiento se produjo a consecuencia de una adulteración o sobredosis de heroína, según informó la policía. Con estas muertes son ya 50 las personas que han fallecido en Madrid por las mismas causas en lo que va de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de agosto de 1987.