Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ardanza ve en las declaraciones de Felipe González un indicio de que hay contactos del Gobierno con ETA

El lehendakari, José Antonio Ardanza, declaró ayer que la aceptación por el presidente del Gobierno, Felipe González, de que se establezcan vías de diálogo con ETA Militar tendentes a acelerar, sin contrapartidas políticas, el abandono de las armas por la organización terrorista "quizá sea porque ya se está dialogando, y hace falta anticiparse". Mientras que el Partido Nacionalista Vasco (PNV) valora positivamente la voluntad de diálogo de González, Euskadiko Ezkerra (EE), Herri Batasana (HB) y Eusko Alkartasuna (EA) se muestran escépticos respecto al alcance de dicha actitud.

Un portavoz gubernamental manifestó ayer a este periódico que la actitud dialogante mostrada por Felipe González tras la entrevista que mantuvo con el presidente de la República Francesa, François Mitterrand, el pasado martes, no supone un reconocimiento de que se estén produciendo contactos con dirigentes etarras en Argelia.Ardanza aseguró en San Sebastián que se alegraba "de las manifestaciones del presidente González", pues, en su opinión, Ios problemas hay que abordarlos desde el diálogo", postura que, dijo, "anteriormente se rechazaba desde Madrid", informa Efe.

El lehendakari aseguró que su Gobierno desconoce la existencia de conversaciones entre ETA y las autoridades españolas. Ardanza recalcó que cree "totalmente necesario" que, de producirse esas conversaciones, en ellas patrticipen las fuerzas políticas vascas.

El presidente del PNV de Vizcaya, Jesús Insausti, valoró positivamente las manifestaciones de Felipe González. "Es bueno", dijo ayer Insausti, "que se empiece con un diálogo", que luego puede culminar en una negociación con ETA. A su juicio, el comentario hecho por el líder socialista "da a entender" la existencia ya de algún contacto con los dirigentes terroristas, según informan José Luis Barbería y Pilar Luengo.

Markel Eizaguirre, presidente de EA de Guipúzcoa comentó ayer que la negativa de Felipe González a negociar con ETA no debe tomarse en consideración ya que, a su juicio, el presidente del Gobierno está obligado a este tipo de pronunciamientos dada su posición.

Martín Auzmendi, de la ejecutiva de Euskadiko Ezkerra, indicó por su parte que las declaraciones de González no permiten hablar de un cambio de actitud por parte del Gobierno y se mostró escéptico sobre la posibilidad de que fructifique el contacto establecido en Argel con el dirigente de ETA Eugenlo Etxebeste, Antxon.

Prudencia en HB

Jokin Gorostidi e Itziar Aizpurua, miembros de la Mesa Nacional de Herri Batasuna (1413), indicaron que la posición de HB respecto a los contactos de Argel es la de no confirmarlos ni desmentirlos, si bien ambos se mostraron convencidos de que esa inicitiva no representa hoy por hoy "nada serio". La prueba de que no existe una verdadera negociación se encuentra, según Gorostidi, en el hecho de que ETA no haya comunicado públicamente que se encuentra negociando, un requisito al que la organización terrorista se comprometió ante sus bases hace ya años.

El director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, declaró ayer a Radio Nacional que está contento de la colaboración francesa en la lucha contra el terrorismo, "porque ha mejorado sustancialmente en estos años y de manera progresiva", aunque precisó que "siempre se puede hacer más".

Roldán recordó que en las declaraciones realizadas por miembros del Gobierno, en especial el propio Felipe González y José Barrionuevo "nunca se acepta la negociación política". "Evidentemente", añadió, "si hay una serie de personas con unas armas en la mano, y quieren abandonar las armas, necesariamente que tiene que haber un diálogo para establecer en qué manera abandonan las armas y dónde las dejan".

Alianza Popular reiteró ayer su propuesta de que se celebre una reunión de los secretarios generales de las principales fuerzas políticas parlamentarias para acordar una estrategia antiterrorista conjunta. El portavoz del PCE, Juan Berga, mostró sú extrafieza ante la disposición mostrada por Felipe González para dialogar con ETA mientras que el Gobierno y el PSOE retrasan la concertación con las fuerzas democráticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de agosto de 1987

Más información

  • Escepticismo de la mayoría de los partidos vascos sobre la voluntad del Ejecutivo de dialogar con los 'etarras'