Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Bilbao colocará hoy las tres banderas en la casa consistorial

El Ayuntamiento de Bilbao colocará hoy las tres banderas (la nacional, la ikurriña y la de la ciudad) en la fachada de la casa consistorial, desde primeras horas de la mañana hasta el anochecer, durante el día grande de las fiestas. Según el alcalde bilbaíno, José María Gorordo, del PNV, el acuerdo de izar las tres enseñas fue tomado por toda la corporación, a excepción de Herri Batasuna, en evitación de posibles conflictos. Sin embargo, concejales de Eusko Alkartasuna (EA), desmintieron que el alcalde cuente con el acuerdo de todos los partidos con representación municipal, ya que ellos no habían sido consultados sobre el tema y el desacuerdo había estado presente en alguna reunión de la corporación con la comisión de fiestas. La delegación del Gobierno en el País Vasco publicó ayer en los medios de comunicación una nota sobre la normativa para el uso de las banderas, en la que se recogen los artículos de la ley de 28 de octubre de 1981, que regula el uso de la bandera nacional y otras banderas, "ante el desconocimiento u olvido por parte de determinadas autoridades y medios de comunicación".

Por otra parte, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Julen Elgorriaga, declaró ayer en una entrevista a la agencia Efe que le gustaría tratar con ETA "su rendición", a la vez que afirma, rotundamente, que la Administración central no está negociando con la organización terrorista. Elgorriaga añade que no hay posibilidad de tratar con la organización terrorista "ningún asunto político".

"Las cuestiones políticas en España", afirmó el cordinador de la lucha antiterrorista en el País Vasco, "Ias deciden los votos, no las armas, y ETA no va a imponer al Gobierno español ninguna cuestión política. Con ETA de lo que es posible hablar es de su rendición, es decir, de cómo van a entregar las armas".

Elgorriaga se mostró también partidario de ilegalizar a Herri Batasuna, lo que traería, en su opinión, consecuencias positivas en la lucha contra ETA. "La situación que se da actualmente en España", argumentó, "es atípica. Que abiertamente se esté conculcando por un partido, todos los días y sistemáticamente la legalidad es una situación única en Europa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de agosto de 1987