Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clubes podrán jugar con tres extranjeros en los torneos españoles desde la temporada 1988-1989

La Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) aprobará próximamente, con toda seguridad, que los equipos que participen en las competiciones continentales puedan alinear a la vez a tres jugadores extranjeros a partir de la temporada 1988-1989. Por extensión lógica, fuentes de la Federación Española dan también por hecho que en la próxima asamblea general se planteará este caso y que, al menos, se acordará que cada conjunto pueda inscribir a tres foráneos en los torneos nacionales, aunque sólo se permita que sean dos, como máximo, los que estén jugando al mismo tiempo. Así, el tercero permanecería en el banquillo, como suplente, y sólo intervendría en sustitución de uno de aquellos.

Las 15 federaciones nacionales de fútbol de los 12 países de la Comunidad Europea -Gran Bretaña tiene cuatro, la inglesa, la escocesa, la galesa y la norirlandesa- vienen poniendo impedimentos o limitaciones en las negociaciones con la Comisión Europea a propósito de la libre circulación de los futbolistas comunitarios en su condición de trabajadores, reconocida en una sentencia del Tribunal de Justicia europeo que data de 1976. Sus argumentos para ello se basan en la defensa de los intereses de sus respectivas selecciones. La federación española y la portuguesa cuentan además con un período de adaptación de siete años, hasta 1992, según el Acuerdo de Adhesión de ambos países a la Comunidad.

La alternativa Italiana

El vicepresidente español de la Comisión, Manuel Marín, que se reunió en el pasado mes de mayo con los dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), la UEFA y las federaciones nacionales, no pudo sacar adelante su propuesta de que los clubes jugaran con tres futbolistas comunitarios desde la temporada 1988-1989. Los representantes de la italiana fueron los que más se opusieron a su proyecto, ya que pretendían que ese cupo se aplicase a extranjeros en general, puesto que sus equipos cuentan con jugadores de fuera de la Comunidad.Esta alternativa transalpina es la que la UEFA va a aprobar, con toda seguridad, para las competiciones continentales a partir de la campaña mencionada, la de 1988-1989. Los clubes podrán alinear en ellas a tres extranjeros, no necesariamente comunitarios, a la vez.

En función de ello, las fuentes federativas consultadas por este periódico exponen que sería una incongruencia que en España no se aplicase esa ampliación y, en consecuencia, dan por seguro que se aprobará en la próxima asamblea general. El único matiz que se podría introducir, alegan, es que, autorizados los tres extranjeros, sólo se permitiera que jugasen dos de ellos a un mismo tiempo, por lo que el tercero tendría que permanecer a la expectativa, en el banquillo, y únicamente se incorporaría al juego en sustitución de uno de los otros, no de un español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987

Más información

  • Uno en el banquillo, para sustituir a cualquiera de los otros dos, posible limitación en España