13 años al frente del partido

La permanencia de Felipe González al frente de la secretaría general del PSOE, desde su elección en el 27º Congreso, en Suresnes, en octubre de 1974, casi 13 años, sólo ha sido superada dentro del partido por Pablo Iglesias, primer dirigente del PSOE de 1879 a 1925, y por Rodolfo Llopis en el exilio, entre 1950 y 1974 (de 1972 a 1974 como secretario general del PSOE histórico).También presidieron o fueron secretarios generales Julián Besteiro, desde la muerte de Iglesias, en 1925, hasta su dimisión, en febrero de 1931, fecha en que el vicepresidente del partido Francisco Largo Caballero asumió la presidencia, hasta que en abril, tras las elecciones, le sustituyó Remigio Cabello. En el congreso de 1932 Largo Caballero recuperó la presidencia, que ocupó, dimitiendo y volviendo a asumir, hasta el final de la guerra civil. De 1939 hasta 1945 el PSOE quedó desmembrado y no contó con una estructura dirigente ni dentro ni fuera de España, hasta que se celebró en 1945 el primer congreso en el exilio, en el que Indalecio Prieto fue elegido secretario general, hasta su sustitución, en 1950, por Rodolfo Llopis.

Más información

Felipe González accedió a la secretaría general del partido en 1974, en el famoso congreso de Suresnes, donde los actuales dirigentes del PSOE tomaron el mando tras la escisión del partido que hasta entonces dirigía Rodolfo Llopis. Este desembarco de gente del interior, en contraposición con los dirigentes exiliados, se había gestado en 1971, cuando la ejecutiva del partido en España se reunió en Madrid, decidiendo relacionarse con el Partido Socialista del Interior, liderado por Tierno Galván, que había sido expulsado del PSOE por Llopis, y decidieron romper con la Comisión Ejecutiva del partido.

En 1972 se hicieron una serie de convocatorias y anulaciones del 26º Congreso, que se celebró por fin en Toulouse entre los días 13 y 15 de agosto y sin la presencia de Llopis. Resultaron elegidos miembros de la Ejecutiva Pablo Castellano, Carmen García Bloise, Guillermo Galeote y Alfonso Guerra; González se encargó de la secretaría de Prensa, y Enrique Múgica, de la de Organización.

Tras este congreso el partido se escindió en dos: por un lado, el PSOE renovado, y por otro, el histórico. Este último, fiel a Llopis, convocó en Toulouse, del 16 al 18 de agosto de 1974, el Congreso de la reunificación. Y en octubre de ese año, el renovado celebró en Suresnes, París, el 12º Congreso en el exilio, en el que no se habló de la reunificación, sino de elegir y renovar la secretaría general, que en adelante ocupó Felipe González. En el 28º Congreso, en mayo de 1979, González propuso el abandono del marxismo. Sus tesis fueron derrotadas y presentó su dimisión el día 20. Se creó entonces una gestora para convocar un congreso extraordinario, el 29º, en el que se aprobaron las tesis y González fue reelegido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de julio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50