Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El dinero se concentra en seis valores

La actividad inversora se está centrando cada vez en menos valores lo que, al mismo tiempo que acentúa el proceso de selección, convierte a los elegidos en un objeto peligroso. Peligro que está en relación directa con el número de títulos con que cuenta cada valor. La posibilidad de que la puerta de salida resulte demasiado estrecha para tanto especulador les da sin embargo, un atractivo adicional a estas tomas de posiciones, más arriesgadas a medida que los precios ganan en altura. En este sentido, en la sesión de ayer aumentó la tensión hasta puntos insospechados ante la repetición de numerosos corros y los consiguientes avances del 10%.Los grupos químico y siderúrgico están acaparando toda la atención del corto plazo, seguidos de lejos por el resto de los sectores industriales, al tiempo que los grandes grupos aportan la mayor parte de los resultados negativos. La explicación está en la capacidad de unos y otros de generar plusvalías a muy corto plazo, razón que sigue siendo la única que mueve el dinero en los mercados.

Junto al optimismo de numerosos operadores se observa el vértigo que esta situación provoca en los más conservadores, que prefieren emociones menos fuertes para sus clientes. Los volúmenes de contratación continúan siendo muy bajos para el actual nivel de los índices, ya sea porque el papel se hace rogar en aquellos casos en los que la posibilidad de obtener un beneficio del 30% en pocos días parece posible, ya porque el dinero que acude a esos corros es escaso.

El cierre mantenía las expectativas que había despertado la sesión, con dinero para unos cuantos valores destacados y papel para el resto, sin que por ello se consiga definir una trayectoria concreta para el mercado. La apatía de los grandes grupos, pesa en el ambiente y contrasta demasiado con la actividad especulativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987