Arden 4.000 hectáreas de monte en Castellón

El incendio que se inició el viernes por la tarde en el término municipal de Alcublas (Valencia), al parecer como consecuencia de una imprudencia en la quema de podas de árboles, alcanzó ayer proporciones preocupantes. Se calcula que, por el momento, ha arrasado más de 4.000 hectáreas de monte de los términos de Altura y Gátova, en Castellón. El fuego, aún sin controlar, avanzaba en la tarde de ayer a lo largo de seis kilómetros en varios frentes. Los vecinos de Gátova, de cuyo casco urbano las llamas llegaron a distar un kilómetro, estuvieron a punto de ser evacuados. El avance del fuego se frenó con ayuda de hidroaviones.

Más información

En el momento de cerrar esta edición el incendio no había podido ser controlado. En su extinción participan más de 500 personas entre los efectivos de los Servicios Forestales de la Generalitat valenciana, de las diputaciones de Castellón y Valencia una compañía del Ejército de Tierra, voluntarios e, incluso, dos hidroaviones procedentes de Barcelona, que se unieron a los tres que desde el primer momento desarrollaban sus tareas junto con tres avionetas y dos helicópteros.Aunque las causas del pavoroso incendio que se declaró en Alcublas no han sido aún establecidas, fuentes de los Servicios Forestales de Castellón no descartan que éste fuese consecuencia de una imprudencia en la quema de brozas que se realiza tras la poda de árboles, tarea que efectúan actualmente agricultores de la zona. El fuerte viento de poniente que reinó durante toda la jornada del viernes contribuyó a que el incendio cobrara grandes proporciones.

El alcalde de Altura, Manuel Carot, aseguró ayer que han ardido más de 4.000 hectáreas de monte, fundamentalmente de este término municipal. "Me resisto a pensar que sea intencionado", dijo. También anunció la inmediata apertura de una investigación para determinar las causas del siniestro.

Los vecinos de Gátova y de dos urbanizaciones cercanas estuvieron a punto de ser evacuados, al acercarse el incendio a un kilómetro del casco urbano. Su avance fue detenido con ayuda de hidroaviones, aunque a última hora de la tarde de ayer persistía la alarma a causa del cambio en la dirección del viento. Esta circunstancia hizo progresar de nuevo el fuego en la provincia de Valencia, en dirección a Marines.

También se encontraban en situación de alerta las brigadas de la Diputación de Villar del Arzobispo, Llíria, Cheste, Gestalgar, Sot de Chera y La Yesa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción