Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos experimentó un nuevo explosivo de gran potencia en la RFA

La prueba secreta de un nuevo explosivo líquido de gran potencia ocasionó el pasado 28 de junio la muerte de tres soldados en la base de Hohenfels, en la República Federal de Alemania (RFA), según informó ayer el diario alemán occidental Express.Ni siquiera el ministro de Defensa de la RFA, Manfred Wörner, fue, en un primer momento puesto al corriente de la operación que el Ejército norteamericano, tras largas horas de silencio, atribuyó a la explosión accidental de dinamita, según Express, que asegura que los norteamericanos obligaron al oficial alemán de enlace de la base a guardar silencio.

Según el informante de Express, la potencia explosiva del nuevo producto, que hasta entonces sólo se había probado en EE UU, "supera con creces todo lo que conocemos hasta ahora" en materia no nuclear.

Esta noticia coincide con una información publicada el pasado miércoles por el diario de las fuerzas armadas de EE UU en Europa, Stars and Stripes, según la cual el Pentágono estudia la instalación de un sistema de tuberías subterráneas que se cargarían con un líquido explosivo capaz de crear con su detonación una gran zanja a lo largo de todo el frente central de la OTAN, de Dinamarca a Suiza, para frenar un hipotético ataque de carros de combate del Pacto de Varsovia. Según estos planes, en los que se inscribirían las pruebas en Hohenfels, cada una de las tuberías tendría algo menos de 300 metros de longitud y se cargarían con el explosivo en caso de crisis.

Página 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de julio de 1987