Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villar Mir compra a Altos Hornos de Vizcaya la mayoría de Obrascon

Un grupo financiero, encabezado por el ex ministro y actual presidente de Electra de Viesgo, Juan Miguel Villar Mir, ha adquirido el paquete mayoritario de acciones que Altos Hornos de Vizcaya poseía en la Sociedad General de Obras y Construcciones (Obrascon), que cuenta con un capita social de 700 millones de pesetas El precio de la operación no ha sido dado a conocer.

Altos Hornos de Vizcaya (AHV), propietaria del 70% de las acciones de Obrascon, llevaba varios meses negociando le enajenación de este paquete accionarial. La delicada situación financiera de la compañía siderúrgica -con deudas a largo plazo por valor de 148.260 millones de pesetas y un exigible a corto: plazo de 33.377 millones- y la profunda reconversión a que se haya sometida han sido las causas determinantes de la venta.

Por otra parte, Obrascon ha sufrido una fuerte crisis desde 1978, año en que ocupaba e puesto número 13 entre las empresas de la construcción. El plan de viabilidad iniciado entonces supuso la reducción de plantilla en un 33%, durante 1979. La facturación en ese ejercicio fue de 5.892 millones de pesetas y de 4.200 millones en 1985 ejercicio en el que había bajado al puesto 26 en eI ranking del sector. La sociedad, creada en 1911 cuenta con una importante presencia en el campo de las obra públicas y de la edificación, aun que ha estado algún tiempo gestionada por un administrado único. El grupo comprador ha anunciado su intención de consolidar la empresa.

Nuevo consejo

Como consecuencia del acuerdo de compra, el nuevo consejo de administración de Obrascón pasa a estar presidido por Juan Miguel Villar Mir. Como vicepresidente ha sido nombrado Luis García-Villalba. En el puesto de consejero-delegado permanece Ricardo Moreno de Torres.Villar Mir, presidente de la Compañía Anónima Inmobiliaria Zaragozana y accionista importante de Puerto de Sotogrande, SA, se ha mostrado especialmente activo en los últimos meses para incrementar sus posiciones en el sector inmobiliario. Villar Mir tiene participaciones importantes en otras tres empresas: Inmobiliaria García-Villalba, Inmobiliaria Villar Mir y Gestión de Proyectos, SA. El grupo que él representa, en conexión con intereses suizos, pugnó sin éxito por la división inmobiliaria de Rumasa y las Torres de Jerez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de julio de 1987