Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amsterdam, capital cultural de Europa, busca "un futuro para las ideas"

Amsterdam es la ciudad de los diamantes desde hace cuatro siglos, y durante 1987 es, además, la capital cultural de Europa, por decisión de los ministros de Cultura de la Comunidad Europea. A lo largo del año, sobre todo en julio y agosto, 60 programas culturales van a ofrecer el escaparate de intercambios internacionales bajo la intención de buscar "un futuro para las ideas", como dice el eslogan de la convocatoria. Amsterdam quiere ofrecer una diversidad artística y estimular los intercambios con la Europa del Este.

La Comunidad Europea (CE) tomó la iniciativa de elegir cada año una capital de la cultura como expresión de la diversidad cultural y contribución al acercamiento de los pueblos de los Estados miembros. El proyecto comenzó en 1985 con la elección de Atenas, cuna de la cultura, y siguió al año siguiente en Florencia, símbolo del Renacimiento. Después de Amsterdam, el nombramiento se traslada a Berlín Oeste (1988), París (1989) y Glasgow (1990). Cuatro ciudades españolas, Granada, Salamanca, Córdoba y Madrid, han mostrado sus intenciones de estar en la lista para 1992.Carlo Ripa di Meana, comisario de Asuntos Culturales de la Comisión Europea, con motivo del nombramiento oficial, calificó a Amsterdam de "ciudad en la que se constata un profundo sentimiento de identidad europea", y pidió una reflexión sobre los problemas culturales de Europa.

Amsterdam tiene 675.250 habitantes, y el año pasado recibió 1.357.174 turistas extranjeros. El presupuesto del programa de Amsterdam capital cultural de Europa asciende a 14 millones de florines (unos 854 millones de pesetas). El Ministerio de Cultura aporta tres millones de florines (183 millones de pesetas), y la ciudad, un millón y medio (91 mllones de pesetas).

Las demás contribuciones económicas se reparten entre casi un centenar de instituciones públicas y privadas de diversos países, que han presentado proyectos de actividades. Ningún organismo español figura en esta lista, aunque algunos centros o grupos participan en el Festival de Verano, como los grupos La Fura dels Baus y Depósito Dental, y en exposiciones artísticas, como la ya celebrada feria de arte KunsRai 87, con las galerías Juana de Aizpuro y Montenegro, de Madrid.

El programa está coordinado por dos veteranas instituciones de los Países Bajos, el Instituto Neerlandés del Teatro y el Festival de Holanda. Ria Lavrijsen, portavoz del primer centro, declaró a EL PAIS que la idea central será el estímulo de los intercambios entre el Este y el Oeste, ya que no se quiere excluir a la Europa del Este, y que las ideas que se aporten en estas iniciativas puedan seguir presentes en las próximas capitales culturales. Señala que el programa apuesta por la vertiente cultural, por encima del estímulo turístico que significa la acumulación de encuentros y espectáculos.

La ciudad, internacional por excelencia, con su larga tradición de libertades y su tolerancia con las diversas culturas y religiones, donde viven personas de 125 nacionalidades distintas, tiene vocación de ser cada día capital cultural. Con sus 6.800 edificios históricos, Amsterdam tiene 42 museos y 150 galerías de arte; cada año programa unas 14.000 sesiones en 50 teatros y salas de conciertos.

Héroes y santos

Los programas de capital cultural de Europa comenzaron en enero con una exposición sobre el arquitecto H. P. Berlage en la Bolsa, uno de sus edificios más importantes, donde se presentaron planos y documentos sobre 25 edificios, planes urbanos y proyectos. También se han celebrado una exposición con 200 obras del artista alemán Oskar Schlemmer, un festival internacional de teatro de escolares, una Semana del Libro, encuentros sobre la Europa cultural y la literatura del exilio y la feria de arte contemporáneo KunstRai 87, con 33 galerías de los Países Bajos y 34 de otros países europeos, entre ellos España. Dentro de la participación de la Europa del Este figura una amplia exposición de temas sobre Hungría.Hasta el 16 de agosto estará abierta, en el Museo de los Trópicos, la exposición Tótem, dioses, héroes y santos, que forma parte de un programa sobre Del tótem al estilo de vida, con muestras, encuentros y sesiones de música, cine y teatro. Una máscara de Nigeria y una fotografla de Tina Turner ilustran el cartel de Tótem, dioses, héroes y santos, donde se presentan objetos originales de África, India, Latinoamérica, el mundo islámico y Amsterdam sobre las relaciones entre las personas y sus símbolos, en una visión de la evolución de la cultura. Junto a ocho gigantescas estacas de Nueva Guinea, empleadas en los ritos de la muerte y en ceremonias de fertilidad, aparece también un coche pintado por Karel Appel.

Dos manifestaciones que agrupan un gran número de sesiones de teatro, música y danza, son el Festival de Holanda, a lo largo del mes de junio, y el Festival de Verano, del 1 al 18 de julio, con 25 espectáculos de danza, música,performances, vídeo y películas, donde figuran los grupos La Fura dels Baus y Depósito Dental.

Hasta diciembre, en el programa figura una amplia oferta de propuestas, como festivales de teatro, de cine y de televisión para niños, manifestación de jazz, de marionetas, de música contemporánea; una Semana del Libro para niños; exposiciones sobre escenografia, Félix Meritis, el arte televisado, 11 artistas de la CE y los maestros neerlandeses del paisaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de junio de 1987