Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La quiniela recaudó 16.000 millones menos que la temporada pasada

La quiniela de fútbol finalizó el domingo con unos ingresos totales de 36.104 millones de pesetas en la temporada. Esta cifra supone 16.000 millones menos que en la pasada y casi 30.000 millones menos que hace tres, cuando se consiguió la máxima recaudación total: más de 65.000 millones. Las medidas para reactivar la apuesta no dieron resultado.

Las recaudaciones de las quinielas de esta temporada representan, respecto a la anterior, un descenso de un 30,41%. Se trata de una de las mayores bajas registradas, solamente superada en la temporada 19551956, en la que las recaudaciones disminuyeron en un 30,44%.Desde la implantación de las quinielas, en la campaña 1946-1947, se registró un descenso en sus recaudaciones solamente en siete de ellas, incluida la que acaba de finalizar.

Las tres últimas temporadas de quinielas suman, con relación a la precedente, un descenso de más de un 50%. En la de 1984-1985 se inició el descenso, con un 17,91%, que se redujo al 3,1% en la de 1985-1986 y que se agudizó ahora con el del 30,41%.

El descenso de los ingresos de las quinielas es más alarmante porque este juego no se ha conseguido recuperar pese a las medidas implantadas este año con esa finalidad. Se incrementaron las jornadas de quinielas a 43, dos más que la pasada temporada. También se aumentaron las jornadas con equipos de Primera División en los boletos para proporcionar mayor interés a esta apuesta. Las recaudaciones han demostrado que el experimento ha sido un fracaso.

Este descenso de las quinielas, por otro lado, afecta de manera decisiva al plan de saneamiento de los clubes profesionales. Éstos reciben el 3,5% de los ingresos de las quinielas para el pago de sus deudas, que se elevan a 22.000 millones de pesetas.

Este plan de saneamiento tenía previsto pagar esa cifra en 10 años, para lo que presupuesté unas cifras de ingresos de quinielas durante ese período de tiempo. Pero tales previsiones se caen por tierra con la baja de las recaudaciones.

La Liga Profesional, que controla el plan de saneamiento de los clubes, presupuestó para esta temporada que acaba de finalizar unos ingresos totales de quinielas de 78.000 millones de pesetas, de los que 2.731 serían destinados a pagar las deudas de los clubes. Pero la recaudación apenas ha superado los 36.000 millones, es decir, la mitad de lo presupuestado. De esta forma, los clubes también reciben la mitad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1987

Más información

  • Las medidas para reactivar la apuesta no dieron resultado