Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos sacerdotes españoles, a punto de ser deportados

Dos sacerdotes españoles, el jesuita Vicente Bonet y el dominico Jesús Alfonso Galerón, pueden ser deportados de Japón al negarse a cumplir las leyes de emigración que obligan a los extranjeros residentes en Japón a estampar sus huellas digitales, práctica que Japón aplica tan sólo a sus nacionales acusados de delitos de sangre.Vicente Bonet, de 51 años -con 26 años de residencia en Japón, profesor de Filosofía y de Derechos Humanos en la prestigiosa universidad de Sofía, en Tokio-fue citado el martes pasado ante las autoridades de inmigración, donde le comunicaron que el próximo día 14 vence la prórroga de tres meses que le dieron para que "reflexionara" y aceptase estampar sus huellas digitales en su carné de identidad y en su ficha para el control de extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de junio de 1987