Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mediterráneos 'no alineados' quieren subir al tren de la CSCE

ENVIADO ESPECIALLa conferencia de ministros de Asuntos Exteriores de los 10 países mediterráneos no alineados, que concluyó ayer en la isla adriática de Brioni, pidió que el Mare Nostrum sea tenido en cuenta por la ribera alineada en temas de distensión, desarme y cooperación económica. Es una forma indirecta de que los no alineados de este lago de tensiones se suban al tren de la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa, de la que ya forman parte tres países de ellos: Yugoslavia, Chipre y Malta.

Los 10 países han constituido zonas de cooperación económica, habiéndole correspondido a Marruecos la coordinación en temas de pesca, agricultura y alimentación. Yugoslavia, que ha sido nombrada portavoz del grupo ante los países alineados del Mediterráneo, se encargará de realizar sondeos para una conferencia de todos los países ribereños de este mar, salvo Israel.

Pese al acercamiento entre Yugoslavia y Marruecos, no han madurado todavía las condiciones necesarias a la reanudación de las relaciones diplomáticas, interrumpidas por Rabat en 1984, cuando Belgrado reconoció a la República Arabe Saharaui Democrática. Rabat desea ahora que Belgrado emprenda medidas conciliadoras previas al restablecimiento de relaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 1987