Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lalla Asma

La hija de Hassan II prepara su boda de cinco días con un millonario

Lalla Asma, la segunda hija del rey de Marruecos, es una de las pocas princesas árabes cuyo rostro traspasa la intimidad de los salones y jardines de la fortaleza palaciega. En Marruecos, las hijas del rey forman parte del protocolo, ocupan lugares de honor en actos sociales y benéficos, y sus matrimonios, como el que va a contraer a partir del próximo fin de semana Lalla Asma en Maraquech, trascienden a la población, que suele compartir este tipo de celebraciones en la calle, a modo de fiesta mayor.

La segunda hija de Hassan II acaba de cumplir 22 años. Educada en un medio eminentemente árabe, pero incrustrado de costumbres y formas occidentales, Lalla Asma será protagonista de excepción de todo el año 1987 en Marruecos, y su boda con Jalid Buchentuf, un joven adinerado perteneciente a una sólida y reputada familia de Casablanca, promete ser el acontecimiento social más importante del año en este lado del Estrecho.El invitado más madrugador para esta fiesta ha sido el príncipe heredero saudí, Abdalah Ibri Abdelaziz, quien desde el domingo es ya huésped de Marruecos.

Lalla Asma hace el número tres de los hijos de Hassan II, después de la primogénita Lalla Mariam, casada con Fuad Filali y madre de una niña de poco más de un año, y del príncipe heredero Sidi Mohamed, que este verano cumplirá 24 años. Todos los hijos de Hassan II, tres hembras y dos varones, se han criado y han crecido juntos, educados por escogidos profesores y asistidos desde la infancia por ayas europeas, la mayoría españolas.

Pepi, Rosi, Dolores, Pilar y María son las cinco ayas españolas unidas a la crianza de los hijos del rey de Marruecos, entre ellos Lalla Asma. Lo español ha estado siempre presente en los palacios reales de Rabat, Fez, Casablanca o Marraquech -el profesor de equitación de los hijos de Hassan II es el coronel español de caballería Enrique de Zarandieta- y la princesa casadera domina la lengua española a la perfección, al igual que sus hermanos.

Es corriente, dentro de la intimidad de palacio, ver a esta joven princesa, tímida para unos y discreta observadora de todo lo que le rodea para otros, detenida en la lectura de las revistas españolas del corazón, con las que se divierte y mata el tiempo, a la vez que se pone al día en la actualidad semanal de lo mundano.

La más seria

La princesa Lalla Asma va a contraer matrimonio tras haber viajado, pese a su juventud, prácticamente por todo el mundo. En estos meses anteriores a la boda ha visitado Japón y Estados Unidos y ha sido invitada de honor de numerosas recepciones, fiestas y bodas en varias capitales del continente europeo. Dicen en los mentideros de Rabat que de las tres hijas del rey, Lalla Asma es la más seria de carácter y la que también posee mejor corazón. Unida profundamente a sus hermanos, Lalla contraerá matrimonio con Jalid Buchentuf en una ceremonia múltiple en la que se casarán también un gran número de parejas, entre ellas algunas de las que forman parte amigos personales de la princesa. La celebración tendrá lugar en una fastuosa ceremonia, en los salones y jardines del palacio real de Marraquech. El último de los cinco días que durarán las celebraciones, de acuerdo con la tradición, la princesa será entregada por su madre a su joven esposo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 1987