Adam Horowitz, detenido en Liverpool despues de un concierto

Adam Horowitz, miembro del grupo norteamericano Beastie Boys, fue arrestado el domingo tras los incidentes ocurridos en el concierto que ofrecieron en Liverpool, que concluyeron con un saldo de cinco heridos, aunque ayer fue puesto en libertad bajo fianza tras pagar 200.000 pesetas. El grupo podrá continuar su gira, pero deberá regresar a Liverpool para ser juzgados dentro de siete semanas.

Los tres miembros de la banda de rock fueron sacados a la fuerza del Royal Court Theatre, de Liverpool, sólo diez minutos después de empezado el concierto, mientras se lanzaban al escenario proyectiles que provenían de una audiencia de 3.000 personas. Algunos gritaban: "Nosotros domamos a los Beastie Boys". Testigos presenciales afirmaron que se lanzaron gases lacrimógeno a la audiencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 1987.