Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos militares, muertos al ser arrollados por un carro de combate en un cuartel de Vitoria

Un sargento profesional y un cabo de reemplazo, ambos del arma de Infantería, resultaron muertos ayer en el acuartelamiento militar de Araca (Vitoria), al ser alcanzados por un carro de combate que maniobraba en la explanada de la unidad, que estos días vive una intensa actividad debido a la jura de bandera del domingo y a la visita del rey Juan Carlos el próximo lunes.Los fallecidos en el accidente son el sargento Francisco Arregui Juarros, de 22 años de edad natural de San Sebastián, y el cabo José Antonio González Iglesias, de 20 años, de Oviedo al que todavía restaba medio año para cumplir su servicio militar. Los dos jóvenes eran solteros.

Soldado muerto en Logroño

Otro joven soldado, Manuel Tanco Conde, resultó muerto el miércoles al ser alcanzado por un disparo fortuito del arma de un compañero, en las dependencias del Ejército del Aire en Logroflo, donde prestaba su servicio militar. El joven tenía 20 años.El accidente del acuartelamiento de Vitoria se produjo pasadas las diez de la mañana, cuando, según fuentes militares, uno de los 50 carros de combate con base en el acuartelamiento alcanzó a los dos militares en el momento en que maniobraba marcha atrás, aplastándolos contra otro vehículo. Militares y carro de combate realizaban movimientos de instrucción. El juez instruye las diligencias oportunas para esclarecer el suceso.

El sargento y el cabo fueron trasladados inmediatamente al hospital civil Santiago, de Vitoria, donde el soldado ingresó cadáver y el suboficial, con graves heridas. Según el parte médico, Francisco Arregui presentaba choque hipovolémico, erosiones en el muslo izquierdo y herida en el epigastrio, fractura del brazo derecho y estrés respiratorio. Los intentos por reanimarlo no tuvieron éxito y el sargento falleció media hora después del ingreso.

Un mando del regimento de infantería Flandes número 30, al que pertenecían los carros de combate involucrados en el suceso, informó a los militares de lo sucedido. La base militar de Araca está ocupada en la actualidad por 1.500 hombres pertenecientes a varias unidades.

Un portavoz militar informó que el viaje del Rey al acuartelamiento este próximo lunes se mantiene. El programa de la visita es exclusivamente castrense. Juan Carlos I llegará a Araca en helicóptero y, tras ser recibido por autoridades civiles y militares, entre las que se encontrará el lehendakari, José Antonio Ardanza, se reunirá con jefes y oficiales de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 1987