Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gonzalo Ruiz falleció por insuficiencia respiratoria tras inhalar el humo tóxico lanzado por los guardias

Gonzalo Ruiz García, trabajador de Reinosa fallecido anteayer, inhaló el 16 de abril, al menos durante siete minutos -15, según los médicos-, humo tóxico de botes lanzados por guardias civiles al interior de un garaje, según un informe del cuerpo y un parte médico del hospital de Valdecilla del 26 de abril. El trabajador, que fue dado de alta tres veces, murió "por insuficiencia respiratoria, verosímilmente secundada a la inhalación de tóxicos". Comisiones Obreras y UGT han convocado para hoy a mediodía un minuto de silencio y una huelga general en la comarca de Reinosa y han pedido la dimisión del ministro del Interior.

El trabajador resultó fuertemente afectado por la inhalación de cloruro de zinc, contenido en los cuatro botes que lanzó la Guardia Civil al interior del garage donde estaba el trabajador, a pesar de que en algunos de esos botes figura esta inscripción: "Utilizar sólo en espacios libres, abiertos y bien aireados".En un informe de la Guardia Civil, se indica que Gonzalo Ruiz García, durante los enfrentamientos de la tarde del 16 de abril, se refugió con otra personas en un garage de su propiedad. "Cuatro guardias invitan a las cuatro personas encerradas en el interior del garage para que depongan su actitud, accediendo a ello a los 15 minutos". Fuentes de la Guardia Civil señalaron ayer que Ruiz García salió a los siete minutos, mientras otro trabajador estuvo los 15 minutos.

Agrega el informe que, ya en el cuartel de la Guardia Civil, a Ruiz García se le observó una herida inciso-cortante no mayor de un centímetro en la nariz, al parecer por el impacto de una pelota de goma. Precisa que el detenido fue trasladado al ambulatorio de Reinosa y que subió a él por su propio pie".

En el informe, la Guardia Civil no hace referencia a los síntomas de que Ruiz García estaba afectado por el humo inhalado.

Los botes de humo que emplea la Guardia Civil son de dos tipos, identificados con las siglas BO (Bote de Ocultación) y BL (Bote Lacrimógeno). Un 47% de ingredientes de los BO es zinc en polvo. En el BL, un 33% es zinc en polvo.

El producto que puede causar lesiones es el cloruro de zinc. "Inhalado en grandes proporciones, puede formar una especie de lámina pastosa que recubre la superficie de los pulmones, produciendo síntomas de asfixia", afirma la Guardia Civil. Al menos dos soldados han fallecido en los últimos años por inhalación de ese tipo de productos.

Altas médicas

Según los partes médicos, el trabajador fallecido fue enviado a se domicilio, tras ser examinado por médicos, el día 17 en el hospital Marqués de Valdecilla; el mismo día en el ambulatorio de Reinosa, y el 18 en este ambulatorio. Hasta el 19, tras ser reconocido por el médico de Mataporquera, no fue ingresado en el Marqués de Valdecilla, donde se le apreció "insuficiencia respiratoria muy grave" y lesiones por inhalación que afectan a todo el sistema respiratorio". Ayer, el director del centro médico santanderino afirmó que el trabajador falleció "por insuficiencia respiratoria verosímilmente secundaria a la inhalación de tóxicos".

José Luis Helguera, médico del ambulatorio de la Seguridad Social de Reinosa, recordó ayer que Gonzalo Ruiz se presentó, en el centro sanitario el 16 de abril a las 21.48 de la noche. Según este médico que le atendió, Gonzalo Ruiz presentaba fracturas de huesos nasales y síntomas de intoxicación por humo. Tras un primer reconocimiento, el doctor Helguera ordenó su traslado en ambulancia al hospital de Valdecilla. "Yo mismo le puse oxígeno", declaró, "porque presentaba dificultades respiratorias", informa Tonia Etxarri.

Según el doctor Helguera, Gonzalo Ruiz no presentaba síntomas agudos de dificultades respiratorias, a la vez que apunta que los mencionados síntomas de intoxicación pueden tardar entre 48 y 72 horas en aparecer.

La Dirección de la Guardia Civil amplió ayer el dispositivo de seguridad en Reinosa y aumentó a 400 el número de guardias en la zona. Los cuatro agentes que intervinieron en el incidente que afectó al trabajador fallecido han sido interrogados por sus mandos, pero no sancionados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de mayo de 1987

Más información

  • El trabajador de Reinosa fue dado de alta tres veces, pese a su grave estado