Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martín Villa pedirá el lunes la baja en el PDP

Rodolfo Martín Villa, que el jueves renunció a su candidatura a la presidencia de la Junta de Castilla y León encabezando una coalición centrista con el Partido Liberal (PL) abandonará la próxima semana su militancia en el Partido Demócrata Popular (PDP), según confirmó ayer telefónicamente desde una finca de la provincia de Badajoz donde se encuentra descansando. Por otra parte, fuentes democristianas en Madrid aseguraron que el desenganche de Martín Villa obedece, fundamentalmente, a "presiones de la derecha económica, en connivencia con la derecha política".

Martín Villa declaró que inicialmente había presentado su renuncia exclusivamente a encabezar la candidatura electoral, por lo que las informaciones que señalaban su dimisión como presidente regional del PDP eran "inciertas". "Sin embargo, con posterioridad me encuentro", añade, "con unas declaraciones del vicepresidente del partido, Javier Rupérez, que cuando menos no están presididas por la solidaridad debida entre militantes de una misma opción". El político, que reconoció que en este momento los lazos que le unen al PDP "son tenues", anunció su propósito de solicitar la próxima semana su baja formal en el partido: "El lunes enviaré una carta a Manuel Núñez Pérez, presidente provincial de León, que es la provincia donde yo milito, para anunciarle mi deseo de causar baja". Martín Villa aseguró que la decisión de abandonar la opción que preside Óscar Alzaga ha sido adoptada después de su renuncia.El ex ministro aseguró que por ahora abandona la política y se refugia nuevamente en la actividad privada: "De momento pienso dedicarme a mis actividades profesionales. ¿Dejar la vida política...? Lo pensé seriamente en 1983 y volví en 1985. Nunca se puede decir no definitivamente...

Contactos recientes con AP

Martín Villa no desmintió la existencia de recientísimos contactos con AP para ampliar su proyecto regional de centro-derecha, aunque aseguró que en ningún caso planteó la sustitución de José María Aznar, candidato popular a la presidencia de la Junta de Castilla y León: "El tema de mi candidatura no lo he planteado nunca. Eso nunca ha sido una condición".

Para él se trata de "agua pasada". "Cada uno tiene su código de conducta, y en el mío no está darme hoy de baja en un partido y aparecer mañana candidato en otro".

En Madrid, las mismas fuentes del partido democristiano se mostraron muy duras al enjuiciar el abandono de Martín Villa. "Él pensaba que con su marcha se caería nuestra candidatura, y se ha equivocado", dijeron. "Si el objetivo de algunos señores de la derecha económica es que la democracia cristiana no aparezca en las confrontaciones electorales de este país, que nos lo expliquen", prosiguieron, "aunque lo bueno sería que lo dijeran en público porque eso nos ayudaría mucho, por su imagen y por su contumacia en equivocarse".

La actividad del PDP se centraba ayer en la presentación que harán el lunes de su candidatura al Parlamento Europeo, con la asistencia de destacados dirigentes democristianos europeos. La lista la encabeza Javier Rupérez y en el undécimo lugar, informó un portavoz del PDP, figurará el actor Juanjo Menéndez.

Rafael de las Heras Mateo, de 44 años, presidente de la Diputación Provincial de Segovia y concejal del Ayuntamiento de Cuéllar, será el candidato del Partido Demócrata Popular (PDP) a la presidencia de la Junta de Castilla y León para sustituir a Martín Villa. De las Heras -informa Aurelio Martín- es presidente de la corporación provincial segoviana desde 1979, cuando militaba en la extinta Unión de Centro Democrático (UCD). Fiel a la trayectoria política seguida por Modesto Fraile, también de Cuéllar, fue uno de los principales promotores del proyecto de autonomía uniprovincial para Segovia, rechazado por el Tribunal Constitucional.

De las Heras ha señalado que una vez que constitucionalmente Segovia fue obligada a pertenecer a Castilla y León, desde su posición de presidente de la diputación provincial ha aceptado esa resolución y ha asumido una colaboración sincera con la comunidad.

La dimisión de Martín Villa la considera una pérdida muy importante por la experiencia política y valía personal del ex ministro. "Es un vacío difícil de cubrir, sobre todo por alguien tan modesto como yo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de mayo de 1987

Más información

  • Los democristianos atribuyen la marcha a presiones económicas