Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Violentos enfrentamientos entre la policía yugoslava y manifestantes eslavos en Kosovo

Fuerzas antidisturbios acometieron en la noche del sábado contra manifestantes que les apedrearon en un acto de protesta autorizado de la minoría eslava de Kosovo. Esta región autónoma yugoslava, ubicada en Serbia, tiene frontera con Albania y está poblada en un 80% por albaneses.Unos 20.000 eslavos, serbios y montenegrinos, se habían reunido en Kosovo Polje para una protesta pacífica por la discriminación laboral y racial de que son objeto por parte de los funcionarios y de la población nacionalista albanesa.

No hubo víctimas en los enfrentamientos. Pero en abril de 1981 hubo 10 muertos en enfrentamientos entre la policía y yugoslavos de etnia albanesa que pedían para Kosovo un estatuto de república federada, similar al que tienen los seis pueblos sur-eslavos (yugo-eslavos). Siguieron meses de estado de excepción y dura represión del nacionalismo albanés. Tras contadas explosiones de artefactos de poca intensidad y la detención de miembros de grupos marxistas-leninistas partidarios de la Albania de Enver Hoxha, se restableció el orden.

"Yugoslavia se desintegraría sin Kosovo", dijo Slobodan Milosevic, presidente de los comunistas de Serbia. A decenios de hegemonía eslava ha seguido la concesión de una amplia autonomía a los albaneses en los años setenta, a iniciativa de Tito. La fuerte natalidad albanesa, la depresión económica, el paro y las presiones del nacionalismo albanés han reducido la presencia demográfica eslava en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de abril de 1987