Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia duplica las sanciones contra los conductores ebrios

La ley francesa castigará con mayor dureza a los conductores ebrios, según el proyecto de ley que empezó a discutir el jueves la Asamblea Nacional y que ha suscitado una insólita unanimidad en todas las fuerzas parlamentarias. "Desde hace 10 años" afirmaba sorprendida una diputada, "tenía la impresión de que el lobby de quienes empinan el codo fijaba las reglas del juego".

La ley establece una pena mínima de prisión firme de un mes o 240 horas de trabajo social a los conductores ebrios en caso de homicidio involuntario. Esto supone un cambio en la tardición jurídica francesa que preve la suspensión de pena en determinadas circunstancias. Además se ampliará a la sidra y a la cerveza la prohibición de publicidad televisiva, a pesar de las dificultades que ello puede generar a los propietarios de los canales privados de televisión.Una pena de dos meses a dos años de prisión y una multa de 2.000 a 30.000 francos (de 40.000 a 600.000 pesetas) es la amenaza que pesará a partir de ahora sobre los conductores sorprendidos con una tasa de más de 0,8 gramos de alcohol en la sangre. El Gobierno se ha comprometido a multiplicar los controles y a dotar a las gendarmerías de carretera de un mayor número de flautas de detección de alcoholemia. Los jueces, por su parte, se verán constreñidos en su facultad de atenuar la prisión en los casos de homicidio involuntario. La prisión firme podrá ser sustituida por los trabajos sociales, que se desarrollarán fundamentalmente en tareas de socorro en carretera o en asistencia hospitalaria a accidentados, con una clara voluntad de es sobre el delincuente.

Las penas previstas duplican las actualmente vigentes, cosa que va a suceder también en caso de huida y de conducción sin permiso. A los reincidentes, o en caso de acumulación de infracciones, el juez podrá inmovilizar o incluso confiscar el vehículo. Quienes no accedan a someterse a la prueba de alcoholemia serán objeto de un procedimiento de urgencia que conllevará la retirada del permiso de conducción.

Récord europeo

Francia sustenta el récord europeo de inseguridad en carretera, con unas 10.000 muertes anuales por accidente. En el pasado fin de semana de Pascua (tres días seguidos de fiesta) murieron 77 personas, con un aumento del 12% de mortalidad respecto a idénticas fechas del pasado año. En un 40%. de los accidentes interviene un conductor ebrio. Además de las pérdidas humanas, la inseguridad en carretera cuesta 82.000 millones de francos (164.000 millones de pesetas), según el informe del ponente de la ley.La unanimidad parlamentaria ha sido precedida por una campaña de concienciación y un endurecimiento de la actitud de algunos jueces ante los conductores ebrios. Las voces más críticas han reprochado al Gobierno que no haya entrado de lleno en la prevención del riesgo en carretera y que no haya extendido la penalización del alcohol a la velocidad, la segunda causa por orden de importancia de la mortalidad automovilística.

La prohibición de toda publicidad televisiva afectará sólo a las cadenas privadas, pues ya está prohibida en las dos cadenas públicas. Para el primer canal de televisión supondrá una merma en su presupuesto anual de 150 millones de francos (6.000 millones de pesetas), y para el total de la publicidad televisiva significará, en cinco años, la desaparición de un pastel de 800 millones de francos (1.600 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1987

Más información

  • El país galo ostenta el récord europeo de inseguridad en carretera