Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE-1 estrena esta noche la polémica serie 'Amerika'

Ya está aquí (esta noche, en TVE-1) Amerika, el polémico serial televisivo lanzado por la cadena ABC que especula con una ocupación soviética de Estados Unidos tras un incruento ataque nuclear que desarticula su sistema de comunicaciones. Amerika, que Donald Wrye, su creador, explica como una exploración de los valores y principios del americano medio y su reacción ante una situación límite que amenaza su identidad como pueblo, ha provocado un profundo malestar en la URSS, donde el programa de la ABC ha sido acusado de fomentar sentimientos de xenofobia antisoviéticos.

MÁS INFORMACIÓN

Amerika, con k de KGB, tuvo en sus principios un título tan descriptivo como Topeka, Kansas, URSS. Kansas había sido el escenario del ataque nuclear en El día después, una producción dé la ABC que logró aterrorizar a media América con la hipótesis de un holocausto dentro de sus fronteras.Kansas, símbolo de una determinada América, volvería a ser el escenario privilegiado para una nueva agresión apocalíptica, la de los soviéticos. Con su primera película, El día después, la ABC recibió un aluvión de protestas de sectores conservadores (y alguna reconvención de medios gubernamentales); la ficción televisiva fue acusada de "pacifista", e incluso se habló de "propaganda pro soviética".

El anuncio, ocho meses después, de Amerika fue relacionado inmediatamente -supuesto que los portavoces de la cadena no desmintieron- con los deseos de la ABC de equilibrar el mensaje de su holocausto nuclear. Algo así como hacer el día después de El día después.

Sólo que en Amerika las causas de la ocupación no están en un hipotético desarme nuclear americano (prédica, según la derecha, de El día después), sino en un desarme moral. "Amerika", afirmaba Donal Wrye, "es una lección moral en torno a la forma en que puede sucumbir la democracia". O como sostenía un buen conocedor del período niccartista, Les Adler, "una reacción a la pérdida general de confianza después de lo ocurrido en Vietnam". Un resurgimiento de los sentimientos de orgullo patrio que en Amerika, una América desconcertada y abatida, sometida sin resistencia al yugo enemigo, es patrimonio de una minoría, la que capitanea Devin Milford-Kris Kristofferson, un veterano de la guerra de Vietnam.

Los soviéticos, a pesar de las afirmaciones de Wrye (que es también guionista, director y -productor ejecutivo) en cuanto a que la ocupación soviética es una simple excusa para colocar al americano medio en una situación extrema ("si los rusos ven el filme", ha dicho Wrye, "encontrarán que salen bastante bien parados"; opinión que, al parecer, comparte y exaspera a la derecha americana), no acaban de comprender qué pintan sus tropas en Nebraska, y desde que se anunció el proyecto no han dejado de mostrar su descontento y perplejidad.

Temor a represalias

Paradójicamente, fueron sus quejas, publicitadas generosamente por la Prensa americana a partir de noticias filtradas de la ABC News (un memorial supuestamente redactado por Walter Rogers, de la ABC News en Moscú, fue publicado por la Prensa americana en enero de 1986, poco después de que la ABC anunciara la suspensión momentánea de Amerika), que sugerían veladas amenazas a la corresponsalía en Moscú si la ABC seguía adelante con el proyecto, las que propulsaron un proyecto que la cadena había congelado por excesivamente costoso (la ABC acababa de cambiar de dueños), convirtiéndolo en una cuestión de honor nacional.Si la cadena de televisión cancelaba el programa, eso sólo significaría la claudicación ante las intimidaciones de la URS S; "una mala lección para nuestros hijos", afirmaba por esas fechas William Bennet, secretario de Educación.

Con esta publicidad añadida, el serial, que al parecer no pasa de mediocre, se aseguraba un porvenir comercial fulgurante, por lo que la ABC no tuvo más opción que decir sí. Los rusos, dicen, quieren comprar Amerika para mostrar las manipulaciones ideológicas del amigo americano.

Mientras tanto, en la Prensa nortamericana reciente se habla de la que parece ser última represalia soviética sobre la corresponsalía moscovita de la ABC News, excluida -se afirma- de la cobertura de una importante noticia: la retirada de efectivos militares en Afganistán, a la que fueron invitadas las otras cadenas norteamericanas.

Amerika, esta noche, a las 0.05, por TVE1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1987