Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco primas de la reina Isabel II fueron internadas en un hospital psiquiátrico

La revelación hecha el lunes por la Prensa británica de que cinco familiares cercanas de la reina Isabel II, dos primas hermanas y tres primas segundas, han estado internadas én un hospital pliquiátrico -las tres supervivientes aún permanecen en él-, ha provocado estupor en el Reino Unido y ha desatado apasionadas polémicas sobre la salud mental de la familia real.

Las cinco mujeres fueron recluidas, en 1941 -cuando contaban entre 20 y 30 años-, en el hospital para deficientes mentales Royal Earlswood, en Surrey, sureste del Reino Unido. Dos de ellas, Katherine y Nerissa Bowes-Lyon, de nacionalidad alemana, son sobrinas de la reina madre y primas hermanas, por tanto, de Isabel II. Las otras tres miembros de la familia real internadas en el sanatorio son las hermanas Etheldreda, Idonea y Rosemary Fane. Actualmente viven Katherine, Etheldreda e Idonea.La guía Burke's Peerage, que incluye biografías de todos los miembros de la nobleza británica, daba por muertas desde hace años a Katherine, que aún vive, y a Nerissa, quien murió el año pasado.

Katherine y Nerissa son hijas de Fanella Trefusis y de John Herbert Bowes-Lyon, segundo hijo del décimocuarto conde de Stratmore y Kinghorne, hermano de la reina madre, quien murió en 1930. Las hermanas Fane son hijas de Harriet, hermana de Fanella. Harriet y Fanella Trefusis son, a su vez, hijas del barón de Clinton.

La reina madre supo hace cinco años que las dos sobrinas a las que daba por muertas estaban recluidas en un hospital psiquiátrico, según confirmó ayer el secretario general de la Sociedad Real para Niños y Adultos con Problemas Mentales, Brian Rix. El portavoz añadió que la reina madre se preocupa mucho de sus dos sobrinas desde que supo que vivían, y negó que haya habido una "intención deliberada" de hacer creer que habían muerto.

Lady Elizabeth Anson, sobrina de Katherine y Nerissa, afirmó ayer en un comunicado que el hecho de que sus tías hayan sido dadas por muertas se debió a un error de su abuela, Fanella, al rellenar los formularios que regularmente le enviaba el Burke's Peerage.

Pero el principal objeto de polémica es la salud mental de la familia real. "Si cinco primas tienen el mismo problema mental, es bastante obvio que la causa es genética", afirmó desde Houston (EE UU), el reputado genetista Hugh Peskett. "Pero lo más importante", agregó, "es que los genes están, obviamente, en la familia Clinton y no en la familia real. Es claro que hay un gene en la familia Clinton que está mal, y no en la familia Bowes-Lyon".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 1987

Más información

  • Apasionadas polémicas sobre la salud mental de la familia real británica