Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat de Cataluña contabiliza intereses bancarios de forma anómala

La Generalitat de Cataluña ha dispuesto durante los últimos años de un fondo estable de al menos unos 350 millones de pesetas procedentes de los intereses de sus 81 cuentas bancarias que no ha contabilizado en el momento de su generación, según se desprende del informe de la Sindicatura de Cuentas (equivalente en la comunidad autónoma al Tribunal de Cuentas) de las instalaciones del diputado aliarzista en el Parlamento de Cataluña Josep Curto y de averiguaciones posteriores.En la liquidación de 1984, el Gobierno de Pujol declaró haber recaudado 427 millones de peseas en concepto de intereses, pero el informe de los síndicos estima que casi todos esos intereses coresponden a ejercicios anteriores.

Según la Sindicatura, las cuentas de la Generalitat registraron en 1984 un saldo medio de 7.499 millones de pesetas, con una rentabilidad media del 8,5%, lo que supone unos ingresos de unos 637 millones de pesetas.

Sin embargo, durante ese ejercicio sólo se contabilizaron 427 millones, la mayoría de los cuales corresponde a ejercicios anteriores. El diputado Curto preguntó en noviembre pasado por el destino de los intereses obtenidos durante el año 1984 y solicitó oxtractos de las cuentas bancarias, que no le han sido facilitados.

La contabilidad de los intereses está repleta de contradicciones. En 1982 se presupuestó un mlllón de pesetas y se recaudaron 631. Pese a ello, al año siguiente se volvió a presupuestar otro irallón y se ingresaron 413, mientras que en el último trimestre de 1984 sólo se recaudaron 20 millones.

Dado que la mayoría de las entidades bancarias abonan los intereses trimestralmente, es difícil encontrar una razón que justifique estos atrasos contables, que en ocasiones son superiores a dos años. Página 16

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 1987