Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Coordinadora de Barrios difunde los lugares donde se trafica con droga

La Coordinadora de Barrios para el seguimiento de menores y jóvenes presentará hoy en el Congreso una relación de los lugares utilizados para el tráfico de drogas en Madrid. Se trata de la primera de una serie de listas que se harán públicas durante este mes. Un encierro en la parroquia de San Carlos (en el barrio de Entrevías), manifestaciones, conferencias y asambleas de barrio respaldarán esta acción. Enrique de Castro, sacerdote y portavoz de la coordinadora, afirmó ayer: "Queremos denunciar ante el Parlamento la impunidad con que actúan los camellos y la connivencia de la policía en el tráfico de drogas".

"Nos preocupan las represalias, pero no hay otra forma de derribar ese muro que protege a los camellos", añadió De Castro. "Todos los vecinos saben dónde se vende cocaína y heroína en su barrio, se cansan de denunciarlo y no sirve de nada. Los camellos actúan varios años en el mismo sitio y la policía no detiene más que a los jóvenes que acuden a comprar sus dosis".Las listas con los lugares utilizados habitualmente por los traficantes serán entregadas en el Congreso cada dos o tres días. Esquinas, casas particulares, bares y clubes irán pasando por la picota. Las listas llegarán hasta el presidente del Congreso, el presidente de la Comisión de Justicia y los grupos parlamentarios.

Según Enrique de Castro, "se ha elegido la vía parlamentaria, en lugar de la penal, porque no denunciamos a personas concretas. Las listas facilitadas señalan sólo los lugares. Pretendemos que se abra una investigación parlamentaria para acabar con la corrupción policial y con las redes de traficantes".

Grupos de barrio

La Coordinadora de Barrios para el seguimiento de menores y jóvenes agrupa a una veintena de organizaciones que actúa en la periferia de Madrid. La parroquia de San Carlos, en la avenida de Entrevías, es el cuartel general de las movilizaciones.Varias decenas de personas comenzaron el domingo un encierro simbólico contra el tráfico de drogas. Ayer por la tarde se celebró en la parroquia una asamblea de familias, jóvenes y representantes de la coordinadora para debatir el tema.

Cada grupo de barrio organiza, por su parte, otro tipo de actividades. La más sonada será sin duda la del jueves, día 12, por la tarde ante la comisaría de Entrevías: el grupo Madres contra la Droga ha convocado una cacerolada en protesta por las actuaciones de la policía. Habrá también encierros y manifestaciones en Moratalaz, Villaverde, Canillas, Hortaleza y Vallecas.

A nivel estatal

La coordinadora pretende que otros grupos realicen actividades similares a nivel estatal. Representantes de más de 20 asociaciones irán pasando a lo largo de esta semana por la parroquia de San Carlos para recibir información sobre la campaña. Están invitados a participar, entre otras organizaciones, Amnistía Internacional, Asociación Pro Derechos Humanos, asociaciones de vecinos y de padres de familia y comunidades cristianas.El viernes por la tarde se celebrará una mesa redonda con la participación de jóvenes que han vivido de cerca el problema. Abogados, fiscales, jueces, médicos y periodistas participarán sucesivamente en otras sesiones.

Las movilizaciones contra el tráfico de drogas durarán hasta finales de mes, fecha en la que acabará el encierro. Enrique de Castro confía en conseguir una respuesta por parte de la Administración en todo este tiempo. "Se debe de poner fin a la corrupción policial en este campo", afirma. "Pedimos además que el toxicómano tenga derecho a elegir un abogado de oficio desde el momento de su detención. Creemos que su rehabilitación ha de hacerse en centros especiales, y no en las cárceles ni en centros privados, que han demostrado, hasta ahora su ineficacia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987

Más información

  • Las listas serán entregadas en el Congreso