Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España empieza a retirar dinero para controlar los objetivos monetarios

Los problemas de control monetario que tiene el Banco de España se agudizaron ayer, lunes, cuando el exceso de liquidez de dinero le hizo intervenir, retirando dinero, en lugar de prestárselo a las instituciones financieras a unos tipos de interés relativamente elevados.

Frente a actuaciones anteriores en las que el banco emisor proporcionaba prácticamente el dinero que bancos y cajas demandaban a un precio creciente, ayer el Banco de España tomó dinero de las instituciones financieras para impedir que el precio se derrumbara ante el exceso de liquidez que tenía el sector.La jornada del mercado monetario del lunes se caracterizó por la inexistencia de subasta de préstamos de regulación monetaria y, por el contrario, por la venta de pagarés del Tesoro de la cartera del banco emisor a unos precios cuatro puntos por encima de los resultantes en la última subasta realizada por el Tesoro.

Fuentes de la autoridad monetaria trataron ayer de quitar importancia a este hecho, señalando que era esperable una reacción de este tipo, ya que en jornadas anteriores el Banco de España no había restringido la cantidad de dinero, sino que se había limitado a aceptar todas las peticiones, aunque a precios más elevados.

Para algunos expertos del sector financiero, la decisión del Banco de España de empezar a retirar dinero para controlar el crecimiento monetario representa un endurecimiento de la política monetaria, al no haber dado los resultados esperados la seguida hasta ahora de no limitar la cantidad de dinero, sino simplemente encarecerla a lo largo de los dos meses transcurridos.

Lo ocurrido ayer, señalaban estas fuentes, es que ante una inyección de liquidez fuerte de sesiones anteriores, se había producido un exceso el pasado lunes, que se corregirá en los próximos días. Sin embargo, en medios del sector se señalaba que la decisión del Banco de España podía significar un endurecimiento de la política monetaria ante la perspectiva de que los posibles crecimientos salariales sigan situándose por encima de lo deseado por el Gobierno.

En este sentido se señalaba ayer en medios del sector que los temores a un desbordamiento de las magnitudes monetarias se debía a que los depósitos de bancos y cajas de ahorro parece que han crecido en el mes de febrero a unas tasas muy elevadas, lo que vendría a representar un incremento sustancial de la cantidad de dinero en circulación. Sin embargo, en medios del sector se señala que este crecimiento se debe a la transformación de unos activos financieros en depositos y no a crecimientos autónomos

Aumento de divisas

Sin embargo, en medios cercanos al Banco de España se señala que, si bien el crédito al sector privado no está mostrando un crecimiento muy fuerte en lo que va transcurrido de año y el sector público parece que ha moderado su nivel de endeudamiento, sobre todo gracias a las mayores entradas de ingresos frente a los mismos meses del año anterior, sí se ha producido una relativamente elevada entrada de divisas en los meses de enero y febrero.Según esto, a los 200 millones de dólares (26.000 millones de pesetas) de incremento del saldo de reservas exteriores del mes de enero se ha debido sumar una cantidad similar en el pasado mes de febrero, lo que origina un incremento de la liquidez del sistema. Esta entrada de divisas se debe, según algunas fuentes, a los relativamente elevados tipos de interés que mantiene la autoridad monetaria y que provocan que los capitales especulativos internacionales busquen una inversión segura y rentable para su dinero caliente. Este dinero seguirá entrando en la medida en que los tipos de interés se mantengan elevados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987

Más información

  • La venta de pagarés supone pérdidas para el banco emisor