Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia entrega a la policía española a otros dos presuntos 'etarras'

San Sebastián

Las autoridades francesas entregaron durante la jornada de ayer a dos presuntos etarras a la policía española. Juan Luis Napal Chueca, de 38 años, fue puesto en la frontera por la mañana y a media tarde fue expulsado del país vecino Tarsicio Rey Bacaicoa, de 29 años. A los dos se les ha aplicado el procedimiento de urgencia.Napal, detenido en la localidad de Biarritz horas antes de su expulsión, fue concejal de Herri Batasuna en el Ayuntamiento de Pamplona, de donde es natural, entre 1979 y 1981. En este último año huyó a Francia. Está casado y tiene dos hijos. La policía española, según una nota que facilitó en abril de 1982, considera que formó parte de la infraestructura de ETA y dio cobijo a miembros del comando Nafarroa. Tarsicio Rey fue detenido también poco antes de ser entregado a España. Fue localizado en la localidad de San Martin de Cheinx. En los antecedentes de Rey figura una detención en Pamplona, el 3 de julio de 1980. Tres meses más tarde fuepuesto en libertad bajo fianza.

Con estas dos expulsiones son ya 41 los residentes vascos en el sur de Francia que han sido entregados a las autoridades españolas desde el 19 de julio de 1986.

Paralelamente, la Audiencia Nacional ordenó ayer la puesta en libertad de José María Arriaga Inchausti, que fue expulsado de Francia el pasado jueves. También ha quedado en libertad, en San Sebastián, Francisco Luis Adurriaga Perrondo, que fue entregado el viernes a la policía española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 1987