Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuomo renuncia a ser candidato a la presidencia de Estados Unidos

Mario Cuomo gobernador del Estado de Nueva York, anunció el pasado jueves, en un programa radiofónico, que renuncia voluntariarriente a participar en la campaña presidencial de 1988. Cuomo era la gran esperanza de los demócratas para recuperar el Despacho Oval de la Casa Blanca, en poder de los republicanos desde que Ronald Reagan accedió a la presidencia en 1980.La decisión de Cuomo, de origen italiano y sin duda el líder indiscutible del ala liberal del Partido Demócrata, ha chocado a la Prensa estadounidense. Su decisión convierte al senador Gary Hart en favorito para la candidatura demócrata. Los políticos más destacados rehusaron opinar abiertamente sobre la decisión de Cuomo, aunque casi todos ellos coincidieron en que la campaña electoral de 1988 ha perdido a uno de sus más importantes potenciales protagonistas.

Cuomo no quiso entrar en detalles y apenas sí se, inmutó cuando dijo: "La decisión que yo he tomado es la mejor para mí y el Estado, la mejor para mi familia y, también creo, la mejor para mi partido".

Con su decisión, Mario Cuomo elimina la gran incógnita que se abría en el inicio de la campaña presidencial de 1988 sobre si un norteamericano de origen italiano puede llegar a ser presidente de EE UU, y abre un nuevo interrogante sobre quién será el competidor de Gary Hart, senador por Colorado, al que todos los sondeos colocan en primera posición entre los candidatos demócratas, por delante del reverendo Jesse Jackson, de Sam Nunn (Georgia), Joe Bidden (Delaware), Bruce Babbit (Arizona) y Michael Dukakis (Massachusetts).

Mario Cuomo decidió abandonar su despacho de abogado en Queens, en 1974, cuando fue nombrado secretario del Estado neoyorquino. En 1977 intentó ser alcalde de Nueva York, pero Edward Koch le derrotó en las primarias. En 1978 fue nombrado teniente gobernador, y en 1982 ganó al republicano Lewis Lehrman en su carrera por la elección de gobernador. El pasado noviembre Cuomo ganó nuevamente esta elección con el mayor margen de votos jamás registrado en la historia de Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 1987