Augusto Cauchi, lugarteniente del jefe de la logia P-2, atento contra miembros de ETA

Augusto Cauchi, lugarteniente del jefe de la logia P-2, Licio Gelli, en la estrategia terrorista de extrema derecha en Italia, realizó atentados contra miembros de ETA, según han confirmado a este periódico jueces italianos, que han precisado que "aún reside en España, donde se encuentra protegido por determinados servicios". La Secretaría de Estado para la Seguridad, que dirige Rafael Vera, consultada por este periódico, dice desconocer la presencia del terrorista italiano en España. Terroristas negros italianos (extrema derecha) actualmente encarcelados en su país han declarado a la justicia que ultras italianos refugiados en España asesinaron a miembros de ETA, pagados y organizados por los servicios secretos españoles al menos hasta 1980.

Más información

La instrucción judicial por el atentado a la estación de Bolonia que costó la vida a 84 personas afirma que Augusto Cauchi estaba estrechamente relacionado con Liccio Gelli, jefe de la logia masónica Propaganda 2, quien le facilitaba dinero para financiar atentados teroristas de extrema derecha en Italia.Cauchi está buscado por la justicia de su país acusado de diversos atentados terroristas de extrema derecha.

Uno de los jueces de Bolonia que ha instruido la investigación judicial sobre el atentado a la estación de Bolonia asegura que Cauchi se trasladó en 1975 a España y desde esa fecha realizó atentados contra miembros de la organización terrorista ETA en colaboración son los servicios secretos españoles.

En diferentes instrucciones judiciales italianas se afirma que Cauchi y Delle Chiae organizaron diversos atentados contra miembros de ETA pagados por los mencionados servicios y la policía y el grupo que encabezaba Cauchi realizó atentados al menos hasta 1980, según han reconocido a la justicia terroristas negros detenidos actualmente en Italia.

La Secretaría de Estado para la Seguridad que dirige Rafael Vera asegura que desconoce la presencia de Cauchi en España. El mencionado terrorista italiano fue fotografiado en las incidentes de Montejurra, junto a Jean Pierre Chérid, miembro de los GAL que resultó muerto al explotarle una bomba que iba a colocar contra supuestos miembros de ETA en el sur de Francia. Paradójicamente la Secretaría de Estado para la Seguridad desconoce datos sobre Cauchi, quien fue entrevistado en España hace alrededor de tres años por un semanario italiano.

Casado con una española

Los servicios de fronteras y extranjeros también desconocen la entrada o situación de este terrorista, según la información de la Secretaría de Estado para la Seguridad.Un portavoz de este organismo, dependiente del Ministerio del Interior, afirmó que no había recibido ninguna información sobre Augusto Cauchi de los servicios policiales a los que solicitó esa información y precisó que "posiblemente se encontrara como otros italianos en situación legal tras haberse casado con una española".

Sergio Calore, uno de los ultras detenido en Italia, afirma en una instrucción judicial de Florencia que "los servicios españoles les advirtieron -al grupo de ultras italianos- que no llevaran a cabo acciones indiscriminadas y seleccionaran los objetivos". Calore asegura a los jueces de Florencia que Pier Luigi Concutelli -encarcelado por el asesinato del juez Occorsio- y Elio Massagrande le hicieron saber que era necesario sacar de España tres metralletas Ingram que habían sido utilizadas en la operación de la matanza de los abogados laboralistas de Atocha.

Todas estas investigaciones judiciales han sido recopiladas por el juez de Venecia Felice Casson, quien realizó una exhaustiva instrucción sobre las actividades de los terroristas negros refugiados en España.

Angello Izzo declaró el 12 de febrero de 1984 en Florencia que Concutelli y Augusto Cauchi llevaron a cabo atentados contra miembros de ETA siguiendo las directrices de Stefano dele Chiae.

Izzo afirma que Dele Chiae estaba interesado en realizar estas acciones para el servicio secreto de la Marina española que se había comprometido a facilitarles apoyo, protección y cobertura en España.

Concutelli fue detenido en 1977 en Roma, por el asesinato del juez Occorsio, quien fue abatido a tiros con una una Ingram propiedad de la policía española. El grupo de Concutelli, Cauchi y Delle Chiae continuó sus acciones contra ETA después de la detención del primero, según revelan los ultraderechistas italianos.

La justicia italiana solicitó a la policía española, ya en la época socialista, información sobre la metralleta Ingram de la policía española que Concutelli utilizó para asesinar al juez Occorsio. El télex fechado el 4 de marzo de 1983 solicitaba información a la policía española sobre la citada arma.

El entonces director de la Seguridad del Estado, Rafael Vera, hoy secretario de Estado para la Seguridad no ha respondido en ningún momento a las autoridades italianas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de febrero de 1987.

Lo más visto en...

Top 50