Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Realizaciones de beneficios, dentro de la normalidad

Las realizaciones de beneficios de la víspera han tenido una continuidad importante en esta última sesión, obligando a los compradores a un pequeño repliegue que, no obstante, apenas ha tenido incidencia en la evolución de los índices generales. El dinero que se ha retirado de los sectores industriales ha vuelto a dirigirse hacia los valores bancarios, que en esta ocasión han alcanzado un volumen de negocio que ha superado el millón de títulos para los siete grandes valores del grupo. Esto elevará sensiblemente la cifra de negocio de la sesión del martes, que recuperó el nivel habitual de las jornadas anteriores a la suspensión de la contratación de FECSA.La sesión se inició con cierta insistencia del dinero en los primeros corros eléctricos al no existir novedades en torno a los problemas del sector, aunque la prodigalidad de los poseedores de papel puso inmediatamente en guardia a los compradores. El efecto se dejó sentir a toda prisa, y a partir de ese momento el papel mandó con facilidad en casi todos los corros. Dentro del sector eléctrico, las expectativas despertadas ante la reunión de los síndicos de las cuatro bolsas se enfriaron, con lo que el ambiente no pudo contar con elementos de apoyo y los acontecimientos siguieron su curso. La única baja importante en este sector corrió a cargo de Endesa, cuya ponderación en el grupo provocó la baja del índice, ya que el resto de los valores consiguió avances discretos.

La normalidad de la corrección se pone de manifiesto al haberse acumulado las bajas en los sectores que avanzaron con más fuerza en estos dos días, esto es, en construcción, químicas y varios. Los valores de construcción sufrieron en algunos momentos la presión del papel, obligando a la publicación de posición de papel sin operaciones a algún valor importante, aunque la posición no se fijó al límite.

El corro de comunicaciones mantiene la animación de los últimos días, con un nivel de negocio aceptable y un nuevo avance en Telefónica, único valor de este grupo. Los valores bancarios, por su parte, parecen haber tocado techo en su subida, o, cuando menos, eso pudo deducirse del comportamiento de sus valores más destacados.

El volumen negociado se sitúa en más de un millón de títulos, cifra que prácticamente duplica la de la sesión anterior, al tiempo que los avances oscilan entre 5 y 85 enteros.

Los saldos de estos siete valores se redujeron hasta 282.900 títulos a la compra, cantidad que fue cubierta, bien por las propias entidades, bien por el mercado. Ésta situación plantea algunas dudas sobre el mantenimiento de la demanda, al menos en los mismos términos que hasta ahora.

Las posiciones al cierre se inclinaban del lado vendedor, aunque todavía con moderación, lo que deja en manos de los compradores la resolución de esta materialización de beneficios. La evolución de la inflación en enero, muy favorable, llegó demasiado tarde al patio de operaciones, por lo que no tuvo tiempo de influir en las decisiones de los inversores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 1987