Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DESCALABRO DE ESPAÑA ANTE INGLATERRA

Tres hinchas británicos, heridos por arma blanca

Tres hinchas británicos resultaron ayer levemente heridos por arma blanca en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu antes de que diese comienzo el partido amistoso de fútbol entre las selecciones de España e Inglaterra.Los tres fueron víctimas de sendos navajazos en diferentes altercados. Norman Dean, de 19 años de edad, sufrió "herida incisa en región glútea y lumbar"; lan Bradlen, de 21, "herida inciso contusa en muslo derecho", y Stephen Robert, de 27, "herida incisa de uno a dos centímetros de profundidad en el muslo derecho". Dado el carácter leve de sus lesiones, los tres fueron dados de alta tras ser atendidos en la Cruz Roja. Según la información policial, los tres entonaban cánticos típicos de apoyo a su equipo cuando, sin mediar provocación por su parte, fueron agredidos por unos 50 individuos no identificados.

Posteriormente, en el transcurso del partido, Enríque Fernández Enríquez, residente en Fuenlabrada y de 34 años de edad, sufrió contusiones en una pierna de resultas de una patada en un altercado entre hinchas.

Una vez concluido el encuentro, un fortísimo dispositivo policial condujo a los 500 seguidores ingleses hasta los exteriores del campo y dispersó a los ultrasur que buscaban el enfrentamiento. Aun así, no se pudieron evitar peleas esporádicas. En una de ellas, el británico Peter Knowles, de 4-2 años y residente en Málaga, recibió una pedrada en la nariz que le produjo contusiones.

Detenciones

La Ertzantza (policía autónoma vasca) detuvo por la mañana a 12 hinchas británicos en Tolosa por causar incidentes en el tren en el que se dirigían a Madrid. Otros seis lo fueron en Burgos por actos de vandalismo.

Responsables de Renfe interpusieron en la comisaría una denuncia en la que se detalla que los detenidos de Tolosa "zarandearon al revisor e hicieron amago de tirarle del tren".

En Burgos fueron detenidos otros seis, que causaron incidentes en una discoteca, quisieron agredir a varias personas y a los que la policía les ocupó varias navajas, una ballesta, algunas mazas y petardos, informa Angeles Gil. Estos individuos formaban parte de un grupo de 57 que viajaban en autocar.

La Federación Española de Fútbol, la Comisaría General de Seguridad. Ciudadana y la Embajada británica habían elaborado conjuntamente un amplio plan de seguridad ante el encuentro de anoche. En una reunión mantenida el pasado día 28 de enero, en Madirid, a la que acudió el jefe de seguridad de la federación inglesa, L. Walker, se acordó controlar a los seguidores ingleses y aislarlos en una zona concreta del campo.

Los seguidores ingleses estuvieron situados en el fondo norte del campo, donde se les había reservado 1.000 asientos. La policía formó un cordón para evitar que los ultrasur pudieran acercarse hasta ellos. En el descanso procedió a dividirlos en dos grupos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 1987