Las organizaciones empresariales exigen el control del sector privado en la Expo 92

Las organizaciones empresariales exigen que todas las iniciativas de empresarios en relación con la Exposición Universal de 1992 en Sevilla pasen a través de ellas, según han confirmado fuentes relacionadas con ambas partes. Esta actitud, expresada por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), José María Cuevas, en una carta dirigida al presidente del Gobierno, Felipe González, ha impedido la concreción de importantes acuerdos que los responsables de la muestra negociaban con empresas sevillanas.

Las empresas Cruzcampo, la cervecera más fuerte de Andalucía, y Sevillana de Electricidad, que suministra a Andalucía, Badajoz y parte de Ciudad Real, suspendieron las conversaciones que mantenían con la Expo 92, a petición del Club 92, del que las citadas empresas son miembros.Las negociaciones se suspendieron en enero, después de que Cuevas hubiese enviado, a finales de diciembre, la carta citada. En el caso de Cruzcampo, se trataba de que fuese la cervecera oficial de la exposición, incluyendo desde ahora el logotipo en las etiquetas de sus botellas. La petición del club se debía a que en esos momentos estaba planteada la petición empresarial de que se definiese el marco de actuación de la iniciativa privada en la muestra, y si en esa situación las empresas negociaban por su cuenta supondría dejar sin papel alguno al club.

El año pasado, la CEOE, el Club 92 y el Consejo General de Cámaras de Comercio firmaron un acuerdo con la exposición para encauzar iniciativas empresariales. Sin embargo, fuente 3 de la oficina del comisario de la Expo 92, Manuel Olivencia, han manifestado que "en ningún momento" se puede considerar al Club 92 como intermediario entre los empresarios y la muestra.

Segundos negocios

La cuestión se ha planteado en una situación de crisis del papel en la Expo 92 de los empresarios, que reclaman insistentemente la regulación de la materia. En la carta, Cuevas planteaba también la conveniencia de que el sector privado participase en la Sociedad Estatal, verdadero gobierno económico de la exposición, a lo que Felipe González y Olivencia se oponen tajantemente.Recientemente, el comisario envió al Gobierno un borrador sobre la participación privada en la exposición, en el que, según fuentes empresariales, se prevé la participación de las empresas en los segundos negocios, tales como hostelería, transportes y otros servicios, una vez realizado el montaje general por la Administración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de febrero de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50