Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierre masivo del pequeño comercio de Villaverde en protesta por la delincuencia

La práctica totalidad de los comerciantes de Villaverde Alto y San Cristótal de los Ángeles y la mitad del pequeño comercio de Villaverde Bajo, Ciudad de los Angeles y la colonia de San Nicolás cerraron ayer sus puertas en protesta por el alto índice de delincuencia que sufren habitualmente, y sobre todo desde el inicio del otoño pasado. A las siete de la tarde, miles de manifestantes recorrieron las calles del primero de los barrios citados, sin que se produjeran incidentes dignos de mención.

Ninguno de los productos que sirve el pequeño comercio podía ser adquirido a lo largo del día de ayer en la totalidad de los locales de Villaverde Alto y San Cristóbal de los Ángeles, según los datos recogidos por la Asociación de Comerciantes de Villaverde (Acovi), promotores de la manifestación y del cierre de ayer. Según estas mismas fuentes, el cierre de comercios fue secundado en Villaverde Bajo, Ciudad de los Ángeles y colonia de San Nicolás por aproximadamente el 50% de los pequeños comerciantes. En Villaverde Alto cerraron incluso los colegios y el único instituto de BUP del barrio.La mayoría de los comercios de Villaverde Alto exhibían en sus puertas de entrada pasquines con formato de esquela en los que se advertía: "Hoy cerramos por defunción". Un portavoz de Acovi declaró que los objetivos del cierre y la posterior manifestación eran mostrar la preocupación de los comerciantes y vecinos en general del distrito por el incremento de la delincuencia. "Pero", añadió, "queremos significar también que nuestra protesta se dirige a la falta de equipamientos colectivos y específicamente juvertíles que padecen los barrios del sur de Madrid. Nuestros jóvenes tienen derecho a disponer de las mismas oportunidades que los de los barrios céntricos".

Villaverde Alto fue ya protagonísta, en enero de 1986, de una iniciativa que tuvo eco entodo Madrid: alarmados por los numerosos actos de delincuencia, grupos de vecinos se dedicaron durante varios días a patrullar las calles de sus barrios por la noche. A raíz de aq uella acción y del consiguiente aumento de la vigilancia policial, afirmó ayer un dirigente de Acovi, siguieron varios meses de tranquilidad, pero desde el otoño los actos delictivos en general y los atracos a comercios en particular, incluso con varios heridos de bala, han vuelto a menudear.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de enero de 1987

Más información

  • Miles de personas acudieron a una manifestación