Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRENSA

Periodistas y organizaciones internacionales aprobarán hoy medidas contra la censura

La Conferencia Internacional sobre Censura en el Mundo, convocada por el Comité Mundial para la Libertad de Prensa y otras cinco organizaciones profesionales del mundo libre bajo el lema "Desafiando a los censores", aprobará hoy una serie de propuestas concretas destinadas a combatir las amenazas a la libertad de expresión.

Curtis Prendergast, antiguo director de la revista Time, anunció que las propuestas estarían contenidas en una declaración que se espera sea aprobada hoy por la tarde al término de los tres días de sesiones de la conferencia, a la que han asistido más de un centenar de periodistas y directivos de organizaciones profesionales procedentes de países.La declaración, manifestó Prendergast, constará de tres partes: la primera, dedicada a recoger la situación en la que se encuentra la censura en el mundo; la segunda, que recogerá los criterios que a juicio de los participantes deben constituir los principios en los que se basa una prensa libre e independiente; y la tercera y última, que recogerá las propuestas concretas de la conferencia para poder hacer frente a las amenazas contra la libertad de expresión.

La conferencia, que ha contado entre sus organizadores con importantes asociaciones profesionales, tales como el Instituto Internacional de Prensa (IPI), la Federación de Editores de Periódicos (FIEJ) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), inició sus sesiones el viernes por la noche con una salutación por parte del director de los servicios exteriores de la BBC, John Tusa, y una disertación sobre la situación de la Prensa en la India, a cargo del director de Tkie Statesman, de Calcuta, Cushrow R. Irani.

Nueva censura

En la sesión de ayer, el presidente del IPI y director de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, llamó la atención de la conferencia sobre "el entramado de legislación y jurisprudencia creado en el mundo occidental y destinado a restringir la publicación de información en los diversos medios de comunicación". "E! viejo adaggio de publish and be damned (publícalo sin importar las consecuencias)", dijo, "se ha convertido en un publícalo y arriésgate a que te melan en la cárcel, como ha ocurrido en Estados Unidos con los periodistas que se han negado a divulgar sus fuentes de información, y en el Reino Unido con la discutible ley de Secretos Oficiales".Para Cebrián, aunque los tribunales se utilizan, generalmente, para esta nueva forma de censura, "son los Gobiernos y poderes políticos los que se encuentran detrás de los esfuerzos para que los Parlamentos aprueben el tipo de legislación que hace más fácil el amordazamiento de la Prensa".

El presidente del IPI se refirió a los peligros que puede suponer una mala utilización de las leyes que regulan el derecho a la rectificación y las leyes del libelo. Sin embargo, añadió, "resultan mucho más preocupantes aquellas leyes que intentan restringir la libertad de expresión con la excusa de los intereses del Estado o de la seguridad nacional".

"No se trata de negar el serio peligro que el terrorismo plantea a las sociedades libres, pero la tentación gubernamental de utilizar esta amenaza como pretexto para silenciar a la Prensa es obvia", manifestó Cebrián.

Durante el almuerzo de trabajo, el estadounidense Nicholas Daniloff, ex corresponsal en Moscú detenido por el KGB y expulsado del país por las autoridades soviéticas, afirmó que la actual apertura emprendida por Mijail Gorbachov está motivada por "la falta de credibilidad de la Prensa, la necesidad de conseguir el apoyo de los intelectuales y el deseo de luchar contra una burocracia paralizante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de enero de 1987