Alzaga: "El lanzamiento del centro empieza en Junio"

"El lanzamiento del centro va a empezar a ocurrir a partir de las elecciones de junio; es entonces cuando comienza el diseño de la gran alternativa que debe culminar en 1990". Estas palabras, pronunciadas ayer por Óscar Alzaga, enmarcan la pauta de lo que es el contenido del III Congreso Nacional del PDP, que hoy se clausurará con la reelección de los principales dirigentes. Sin embargo, y pese al tono profético de Alzaga, las ponencias aprobadas por los compromisarios evitan pronunciarse sobre cuestiones de estrategia futura del partido, como los pactos pre o poselectorales con otras fuerzas políticas.

Tampoco el Manifiesto para el futuro, especie de documento programático del PDP que será aprobado hoy, entra en cuestiones relacionadas con la estrategia de los democristianos.Alzaga, en el discurso inaugural del congreso, ofreció "un dialogo" a todas las fuerzas no socialistas, "para hacer más oposición". Este diálogo, matizaron después dirigentes democristianos, se limitaría a cuestiones parlamentarias, y nada tiene que ver con futuros acuerdos para las elecciones municipales y autonómicas de junio, a las que tanto Alzaga como los principales líderes del PDP desean concurrir en solitario, "para probar nuestra fuerza real", afirman. José Luis Álvarez y Rodolfo Martín Villa, junto con Eduardo Carriles y José Manuel Otero -estos dos últimos no acudieron al congreso- se mostraron contrarios a la ruptura de la Coalición Popular.

Críticas al Gobierno

Alzaga pronunció su discurso inicial durante más de hora y media, hablando en un tono monocorde que aburrió a buena parte de los 1.500 compromisarios asistentes al congreso, según confesaron varios de ellos. El presidente del PDP criticó sector por sector, y con algunos tintes catastrofistas, la labor del Gobierno socialista. Sin hacer una sola referencia a sus, hasta el pasado julio, aliados de AP, Alzaga insistió en la necesidad de procurar posiciones de centro político para el PDP: "Somos progresistas cuando defendemos al débil", dijo, y añadió: "El problema de la injusticia (social) es el principal que tenemos que resolver".

Aunque sin ninguna presencia relevante, representantes de diversos partidos democristianos europeos y latinoamericanos acudieron ayer a la inauguración del tercer congreso que el PDP celebra desde su fundación, en junio de 1982. Alzaga será reelegido hoy presidente del partido, y Javier Rupérez e Iñigo Cavero se mantendrán en las vicepresidencias; Luis de Grandes, en la secretaría general, y José Ramón Pin en la vicesecretaría general.

Álvarez, pese a sus posiciones críticas, también formará parte de los 35 miembros de la comisión ejecutiva, lo mismo que Rodolfo Martín Villa, presidente del PDP en Castilla y León y futuro cabeza de candidatura en esa comunidad en las elecciones autonómicas. Martín Villa, Rupérez como candidato en Castilla-La Mancha y otros varios candidatos autonómicos y municipales serán presentados públicamente hoy, pero entre ellos no figurarán los cabezas de lista de Madrid, dado que, para desesperación de Alzaga, aún no ha podido hallar alguien que quiera asumir esta responsabilidad. La primera jornada del congreso no justificó los temores de quienes pensaban que la minoritaria ala crítica, que vio con malos ojos la ruptura con Alianza Popular, pudiese plantear públicamente sus discrepancias.

Sólo en cuestiones concretas, y por militantes de base, fueron criticados aspectos del informe de gestión presentado por Luis de Grandes.

Tampoco fructificaron intentos aislados de formar una segunda candidatura para la ejecutiva.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción