El nuevo consejo de Spantax asume plenos poderes para sanear en dos años la compañía

El nuevo consejo de Spantax, primera empresa española de vuelos charter -millón y medio de viajeros durante este año-, ha asumido plenos poderes para sanear la compañía y pagar los 8.000 millones de pesetas debidos a la Administración. Federico Esteve, quien desempeñó durante ocho años el mismo papel en Trasmediterránea, ha declarado que no considera necesaria la regulación de empleo entre los 800 trabajadores.

Tras la dimisión como presidente y vicepresidente de los dos principales accionistas de Spantax, Rodolfo Bay y Marta Estadi, la junta general -integrada por ambos y por los dos hijos del primero- ha otorgado plenos poderes a a los tres nuevos consejeros para profesionalizar la gestión, posibilitar el diálogo con los acreedores y acometer un plan de viabilidad. Se trata de Federico Esteve, como presidente; Eulogio Malo, consejero delegado y director general, y Javier Undabarrena, director adjunto.Los nuevos ejecutivos, hombres de confianza para la Administración, ante la que sus predecesores habían quemado las posibilidades de diálogo, pretenden pactar el aplazamiento de los citados 8.000 millones de pesetas de deuda, en función de un plan de viabilidad que garantice primero resultados de explotación positivos y luego beneficios. Una vez saneada la empresa, se replanteará la DOsibilidad de venderla a algún grupo extranjero, uno de los proyectos acariciados en plena crisis.

También ha sido rechazada la suspensión de pagos o cualquier otra fórmula de quita en la deuda, en especial desde que la consultora Improasa dictaminara que la compañía será viable si realiza esfuerzos en la gestión. Los principales acreedores -Aeropuertos Nacíonales, la Seguridad Social, Hacienda y Eurocontrol- reúnen una deuda de 8.000 millones de pesetas y parecen haber sorteado el peligro de cualquiera de estas salidas.

Hacia el equilibrio

Con 150 millones de pesetas de capital en manos de los cuatro accionistas (71 % propiedad del padre y los hermanos Bay y 29% restante de Marta Estadi), Spantax tuvo el pasado año unas pérdidas de 5.637 millones, de ellos 2.727 por resultados de explotación y el resto por operaciones extraordinarias. Para 1986, los ingresos han crecido desde 14.500 millones de pesetas a cerca de 18.000 millones y Esteve prevé que haya equilibrio en los resultados de explotación, de forma que en uno o dos años vuelvan a ser positivos.Sus planes se centran en adecuar la flota a la mejora de atenciones al pasaje, a la ayuda al sector turístico nacional y al logro de una mayor penetración en el mercado centroeuropeo, en los vuelos entre la Península y las Baleares y en Estados Unidos y Canadá. Ahora la tercera parte de sus pasajeros son escandinavos que se dirigen a Baleares, Canarias o Costa del Sol, y casi otro 20% españoles.

A los 10 aviones actuales (tres de ellos arrendados), los nuevos ejecutivos de Spantax piensan incorporar otro DC-10 y dos DC-8, éstos para atender contratos de cargo con Iberia.

El nuevo presidente, Federico Esteve, ha declarado: "No pienso que deba haber regulación de empleo, aunque sí esfuerzos de moderación salarial y medidas de movilidad". Esteve ha pilotado durante ocho años y medio el saneamiento de Trasmediterránea, empresa que tras la nacionalización incurrió en grandes pérdidas y hoy cotiza en bolsa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción