Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Herrero expresa su deseo de lograr un acuerdo con Hernández Mancha para el congreso de AP

El vicepresidente ejecutivo de Alianza Popular (AP), Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, expresó ayer públicamente su deseo de llegar a un acuerdo con Antonio Hernández Mancha, presidente de AP de Andalucía, y otros dirigentes representativos del partido, a los que no citó, para que el congreso extraordinario aliancista, previsto para el próximo mes de febrero y convocado para elegir un sustituto de Manuel Fraga, se desarrolle de la forma "más consensuada posible". Hernández Mancha, el principal rival de Herrero en la carrera hacia la presidencia de Alianza Popular, ha recibido en los últimos días muestras de apoyo de dirigentes de varias organizaciones regionales del partido.

Miguel Herrero, en una conferencia de prensa celebrada ayer al mediodía en la sede nacional de AP, elogió abiertamente a Hernández Mancha, al que juzgó como "una de las personalidades más brillantes de AP", y se declaró seguro de que tanto éste como otros destacados dirigentes conservadores "contribuirán a una solución consensuada en el congreso".En un perceptible deseo de frenar el choque frontal con quienes están dispuestos a avalar una candidatura distinta a la suya para la presidencia del partido, Miguel Herrero proclamó: "Cuantos más contribuyan al consenso, mejor". Preguntado acerca de si está dispuesto a renunciar a competir por la presidencia y a conformarse con su integración en un comité ejecutivo plural, pero no presidido por él, respondió lacónicamente: "Estoy dispuesto a todo lo que contribuya a mejorar la eficacia del partido".

Herrero defendió, no obstante, que el congreso extraordinario no debe enfocar el debate interno como una elección entre candidaturas unipersonales sino como la designación de un "equipo" dirigente, ya que la personalidad de Fraga y "su plus de auctoritas", dijo, es "irrepetible".

En un día en el que varios medios informativos diarios y semanales publicaron rotundas declaraciones de Alfonso Osorio, vicepresidente de AP, en contra de que Herrero sea el presidente definitivo del partido, éste rehuyó la polémica y se limitó a indicar que "lo importante no son las relaciones personales sino que exista una confianza política entre las personas que deciden compartir un objetivo político común".

Miguel Herrero se mostró también dispuesto a ejercer sus competencias como líder de la oposición.

Entrevista con González

Tras una entrevista de más de una hora de duración con el presidente del Gobierno, Felipe González, en el palacio de la Moncloa, el dirigente aliancista afirmó inicialmente que no había tratado con González de si en los actos institucionales ocupará el puesto hasta ahora reservado a Fraga, si bien, finalmente, apostilló: "Voy a asumir todas mis responsabilidades".

El vicepresidente ejecutivo aliancista expresó también su intención de intentar que el congreso extraordinario de su partido "sea lo más representativo y limpio posible, para que resulte fortalecedor de la unidad del partido".

Respecto a la ruptura de la Coalición Popular, Herrero sostuvo que el Partido Liberal (PL) es el único responsable "de su deseo de alcanzar un mayor protagonismo parlamentario" en relación con AP. Mientras tanto, el presidente del Congreso, Félix Pons, manifestó ayer que prefiere que los diputados liberales permanezcan en el Grupo Popular "en beneficio de la funcionalidad de la Cámara", advirtió que no quiere tomar ninguna decisión dentro de la dinámica actual del Grupo Popular y recordó que, ya en octubre, rechazó que el PL formara un subgrupo dentro de la Coalición Popular.

Los diputados de Alianza Popular decidieron ayer, tras su reunión en la sede aliancista, proponer formalmente a Herrero como presidente del Grupo Popular, que éste quede sin portavoz hasta el congreso de AP y proponer "fórmulas de colaboración", sin precisar cuáles, a los diputados del PL. Estos acuerdos serán llevados a la reunión que hoy mantendrá el Grupo Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 1986

Más información

  • El vicepresidente ejecutivo aliancista busca una solución consensuada a la sucesión de Fraga