Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Venezuela anuncia por segunda vez nuevas medidas de ajuste

El presidente de Venezuela, Jaime Lusinchi, anunció en la tarde del pasado sábado un nuevo paquete de medidas económicas que modifica el sistema cambiario, aumenta los salarios a los funcionarios públicos, amplía el programa social e incentiva las inversiones extranjeras. Este es el segundo plan de ajustes y la tercera vez que el presidente venezolano se dirige a la nación en Cadena Radial y Televisa durante este año. El primer paquete lo anunció el 18 de julio por las mismas causas de ahora: las consecuencias derivadas de la caída a la mitad de los ingresos petroleros.

Del conjunto de medidas anunciadas resalta la referida al sistema de cambios de divisas, donde se mantiene la tasa preferencial de 7,50 bolívares por dólar para las exportaciones del hierro y el petróleo. Igualmente para todas las importaciones de alimentos, medicinas, vestido, calzados, insumos y materias primas que requieran las industrias estatales. También las remesas de los estudiantes en el extranjero hasta diciembre de 1987.Pero en el esquema cambiarlo se incorpora un nuevo tipo de cambio, el de 14,50 bolívares por dólar para las importaciones y exportaciones de bienes y servicios y todas las transacciones comerciales que operaban a la fluctuación de la moneda norteamericana en el mercado libre, que de ahora en adelante comenzarán a regirse por un cambio fijo y controlado para evitar la distorsión que ocurría con el libre, donde el dólar llegó a cotizarse a 25 bolívares.

Para simplificar la administración de las divisas anunció que se eliminará la Oficina del Régimen Cambiario (Recadi), cuyas funciones pasarán directamente al Ministerio de Hacienda.

En cuanto a la deuda externa privada, reiteró que el Ministerio de Hacienda firmará un decreto para la cancelación de los compromisos contraídos por los empresarios antes de febrero de 1983, y a quienes se les garantiza un precio estable de cambio y la obligación de pagar la prima de seguro de 4,50. Y respecto a la deuda externa pública mencionó la continuación de la negociación con la banca internacional para modificar el refinanciamiento acordado en febrero de este año.

Por otra parte, habló de las inversiones extranjeras. Dijo que éstas se incentivarán con el Fondo de Inversiones de Venezuela y anunció los planes de simplificación y aceleración para autorizar nuevas inversiones locales en el sector industrial.

El presidente anunció la medida de aumentar el salario mínimo de 1.200 bolívares a 1.500 para los trabajadores del campo. Y para los urbanos, de 1.500 a 2.000 bolívares mensuales.

Al final, todos los programas sociales y el subsidio del 7,50 para las importaciones esenciales representan un incremento de 21.000 millones de bolívares (126.000 millones de pesetas), que sumados a los 27.000 millones de bolívares (162.000 millones de pesetas) que el Estado gasta en salud, educación y transporte, significan más del 33% del presupuesto nacional y el 15% del producto territorial bruto (PTB).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de diciembre de 1986