Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria confía en negociar con la CE el nuevo reglamento sobre gasolineras, que se publicará antes de junio

El nuevo reglamento sobre estaciones de servicio (gasolineras) estará listo para publicación a finales del primer semestre de 1987, una vez que el mismo haya sido sometido a dictamen del Consejo de Estado, según las estimaciones del Ministerio de Industria y Energía. Esta normativa, sobre cuya publicación presiona la Comunidad Europea (CE), será negociada, dentro de un "acuerdo global" para culminar la adaptación del monopolio de petróleos, con la Comisión Europea, sobre todo lo relativo a los cambios que experimente el actual régimen de distancias entre los distintos puntos de venta al por menor.El Ministerio de Industria ha comunicado a la Comisión Europea las consultas que está realizando con los sectores económicos afectados con el objetivo de elaborar la nueva normativa, última pata del desarrollo legal del decreto ley de diciembre de 1985 que modificó la vieja configuración del monopolio de petróleos de 1927. En el departamento se espera tener listo el texto del reglamento en los primeros meses del año próximo y enviarlo luego a dictamen del Consejo de Estado.

En estos momentos existe ya un borrador del nuevo reglamento, que, guardadado celosamente por los responsables ministeriales, se pretende consultar con la dirección de Campsa, los propios gasolineros y las refinerías españolas. No se descarta, dentro de estas consultas, que se haga circular entre las empresas europeas del sector interesadas en el mercado europeo, y que, al fin y al cabo, serán las más afectadas por la nueva normativa.

La promesa de una rápida publicación de este reglamento estaba implícita en la carta que el ministro de Industria, Luis Carlos Croissier, envió al comisario Sutherland, encargado de los asuntos de competencia de la Comunidad Europea. Con todo, en medios de la Administración se insiste en que el Gobierno español no está obligado a acelerar su publicación, tal como reclama la Comisión Europea, ya que en el artículo 48 del Tratado de Adhesión está ya fijado un calendario de adaptación del monopolio de petróleo que no especifica que esta apertura de la venta al por menor se haga antes del fin del período transitorio.

Liberalizar el mercado

En fuentes de la Administración se asegura que, antes de dar el paso de abrir el mercado al detalle a los cupos de productos petrolíferos procedentes de los países de la CE, se busca un "compromiso global" que cierre definitivamente este capítulo. España, según estas fuentes, ha dado pruebas suficientes hasta la fecha de su deseo de liberalizar un mercado que, con más de dos billones de facturación al año, tiene una importancia estratégica.Hasta el momento, el Gobierno ha publicado un real decreto de adaptación del monopolio de petróleos que establecía un monopolio de producción interior de productos, susceptibles de ser distribuidos en la actual red de gasolineras del antiguo monopolio. El futuro de esta red está asegurado para la nueva Campsa, ya que los titulares tendrán que ceder a la empresa su propiedad si renuncian o pretenden introducir cambios en la concesión pública.

También se ha publicado el reglamento o estatuto de operadores al por mayor, que determina las condiciones para importar y vender los cupos de productos importados procedentes de la CE. Hasta la aparición de la normativa al por menor, los operadores pueden vender sus productos importados a Campsa, para que ésta los distribuya.

En este punto se plantea el dilema del régimen de distancias, ya que los operadores apuntan que si no se modifica, reduciéndose la distancia mínima para construir una estación de servicio, se corre el peligro de que Campsa "abuse de su posición dominante", abriendo la vía jurídica para un contencioso en los tribunales comunitarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de diciembre de 1986