LA POLICÍA AUTÓNOMA CONTRA ETA

Barrionuevo dice que el Gobierno no discute la competencia de la policía vasca en la lucha anti-ETA

JOSÉ M. VITORIA El lehendakari José Antonio Ardanza volvió a reclamar ayer que los cuerpos de seguridad del Estado abandonen las áreas de la comunidad autónoma a medida que se produzca el despliegue de la Ertzantza (policía vasca). En la academia de Arkaute, donde se velaba el cadáver del jefe policial muerto durante la liberación de Lucio Aguinagalde, el ministro del Interior, José Barrionuevo, afirmó que el Gobierno no discute la competencia jurídica de la Ertzantza para luchar contra el terrorismo y que no duplicará esfuerzos si tiene confianza total en que la policía autonómica puede hacerlo plena y únicamente.

Más información
El delegado de la Ertzantza murió cuando retiraba las piedras de la entrada a la cueva

Ardanza se mostró muy molesto por el tono de las últimas declaraciones de representantes del Estado sobre falta de colaboración de la Ertzantza contra el terrorismo. "Quienes las han hecho se arrepentirán de ello viendo que no era cierto de lo que estaban acusando y que muchas veces, cuando hay problemas serios como éstos, hay que dejar a un lado intereses sectarios, partidistas y políticos, aunque estemos en campafía electoral". Las críticas habían sido formuladas recientemente por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Ramón Jáuregui. "Estarnos hartos de decir que tenemos voluntad de que la Ertzantza asuma todas las competencias", subrayó Ardanza.José Barrionuevo, que asistió por la tarde al funeral celebrado en Bilbao en memoria de García-Andoáin, afirmó que el Gobierno no discute la competencia de la Ertzantza para luchar contra todas las formas de criminalidad. "Yo he insistido en que la Ertzantza no es que pudiera luchar contra el terrorismo, sino que debía luchar contra él, y de acuerdo con sus medios ir a una acción contra la criminalidad que tenía que desarrollar", dijo Barrionuevo.En relación con el repliegue de las fuerzas de seguridad del Estado, el ministro del Interior señaló que es evidente que la Ertzantza cuenta con las competencias para luchar contra la criminalidad. "Nosotros insistimos en que es una cuestión de efectos prácticos que debe resolverse en el ámbito de la junta de seguridad o en otro ámbito político que se considere adecuado" '

Ayer por la tarde se celebró un breve acto fúnebre en la explanada interior de la academia de la policía autonómica en Arkaute. En presencia del Gobierno vasco y de rniembros destacados de otras formaciones políticas, se rezó un responso por el alma de García-Andoáin. El féretro, cubierto, por una ikurriña y coronas de flores, fue conducido posteriormente a Bilbao, donde se celebró el funeral.

Al funeral, ademas de Barrionuevo, asistieron los miembros del Gobierno vasco, representantes de todas las fuerzas parlamentarias vascas, salvo Herri Batasuna, y autoridades civiles y militares, informa Migo Gurrutxaga. Cientos de personas abarrotaron el templo y el exterior. La salida del féretro con los restos de GarcíaAn-doáin fue saludada por el público con gritos de Gora Euskadi askatuta (Viva Euskadi libre) y el canto del Gora ta Gora (himno de la comunidad autónoma) y del Eusko Gudariak (himno del soldado vasco).

Por otra parte, la Ertzantza puso a disposición del juez de Durango, partido judicial en el que se produjo la liberación de Aguinagalde, a uno de los detenidos, el presunto etarra Francisco Antonio Cabello. El titular del juzgado, que no ha aplicado al detenido la ley antiterrorista, solicitó, según el departamento de Interior del Gobierno vasco, que la Audiencia Nacional delegara en él la responsabilidad sobre el supuestoterrorista. El juez declaró a la agencia Efe que una vez tramitadas las diligencias judiciales las pondrá a disposición de la Audiencia Nacional junto con los implicados en la acción. Por su parte, la dirección del PNV subrayó ayer en un comunicado que es la primera vez que se entregan etarras al juez natural, a las pocas horas de ser apresados, sin aplicarles la ley antiterrorista y con respeto escrupuloso de los derechos humanos, por lo que felicita a la Ertzantza.

El otro presunto etarra detenido, Juan María Gabilondo Agote, alcanzado por cinco'disparos, continuaba ayer su recuperación en un hospital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS